Cargando contenido

El expresidente de Barack Obama también habló del cambio climático, la importancia de la diversidad y de creer en la juventud.

Expresidente Barack Obama en EXMA 2019
RCN Radio

Aunque desde un principio estaba claro que el expresidente Barack Obama no iba a hablar de política en su paso por el congreso EXMA 2019, en Bogotá, su intervención fue una exposición de algunos de los fundamentos del que fue su proyecto político mientras estuvo en la Casa Blanca y que considera deben aplicarse en las sociedades del presente y del futuro. 

La mujer fue el tema que más resaltó en el conversatorio. Obama aseguró que si en la vida o en la familia no se respeta a las mujeres de manera absoluta, el resultado es el fracaso. Esa fue su respuesta cuando el moderador Andy Stalman le preguntó cuál era el mayor aprendizaje de su esposa, la ex primera dama, Michelle Obama. 

Lea además: El papa Francisco envía mensaje a Trump por la idea del muro

Y como este era un evento para empresarios y emprendedores, Obama aprovechó para llamar la atención por el sesgo sexista en las organizaciones. "Todos los que toman las grandes decisiones son hombres y las mujeres son secretarias y eso significa que no estamos pensando bien las cosas", añadió. 

"Cuando fui presidente siempre tuve asesoras mujeres claves que me daban una mejor perspectiva de las decisiones que debía tomar", dijo. 

Hablar de la mujer le permitió a Obama hablar de la diversidad de pensamientos. "Si todos piensan igual se van a tomar malas decisiones".  En ese sentido, el poder de un país no viene por sus recurso sino por sus ciudadanos, ese es el activo más importante, según dijo el expresidente. 

"Creo que cada vez que uno trata tomar una decisión, lo mejor es sentar a su alrededor a gente que está en desacuerdo con uno". 

Pero también se ha referido a la educación y a la importancia de que los gobiernos inviertan en educación pública y en infraestructura educativa para incluso evitar que los talentos de mucho niños se pierdan.  

Sugirió como vital que la educación se reinvente para que no todas las carreras universitaria sean de cuatro o cinco años para que los jóvenes logren cumplir sus sueños. "Si algún joven quiere empezar su propia empresa antes, debemos impulsarlos a hacerlo". 

Andy Stalman aprovechó esta conversación con Barack Obama para pedirle consejos para que Colombia y América Latina enfrenten los desafíos de sociedad aun racistas. 

"Lo primero es que hay que admitir hay problemas raciales en Colombia y todo América Latina. Pero también hay que reconocer la historia acá y en todo el mundo". Pero también "esos problemas hay que ponerlos sobre la mesa. ¿Qué les estamos enseñando a nuestros hijos?. Ellos no nacen racistas. Aprenden por lo que ven y leen", aseguró Obama. 

Por eso es importante cambiar la cultura, según el expresidente.  "Toma tiempo cambiarla pero puede hacerse y es clave para las vidas de todos. Todo toma un tiempo y es un proceso largo, pero es posible lograr cambiar el mundo". 

Y en cuanto a los jóvenes, Obama envió varios mensajes. Ha dicho que los países  y empresas que tienen éxito son las que ayudan a los jóvenes a tener éxito; son las que los capacita y halla valor en las cosas nuevas que tienen para aportar. 

"Quiero que los jóvenes que confíen en sus instintos y sean capaces de reimaginar las sociedades y sus empresas", dijo. 

Le puede interesar: Negociaciones en Noruega deben enfocarse en salida de Maduro: EE.UU.

Hizo además un llamado a tener pasión y mantener el optimismo sin importar las dificultades. Su intervención la cerro con una frase contundente para los jóvenes. "Si quieren cambiar el mundo o algo, empiecen ahora". 

No se olvidó de "Gabo"

El expresidente Obama ofreció algunas de sus palabras para referirse a Gabriel García Márquez. "Fue gratificante cuando el novelista García Márquez fue como invitado a la Casa Blanca y me regaló Cien años de Soledad y me la firmó con "100 años de amistad: Gabriel". 

Continuó su elogio diciendo: "Yo era joven y leía en la universidad. Vivía en Hawai en ese momento. Nunca había venido a Colombia y aún así, debido a ese libro, García Márquez le habló a mi espíritu y mi alma". 

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido