La Secretaría de Movilidad de Bogotá reportó que en tan solo los dos primeros meses del año, los buses del Sistema Integrado de Transporte Público registran 328 accidentes de tránsito en los cuales se han visto involucrados.

Claudia Díaz, directora de la oficina de Seguridad Vial del Distrito, aseguró que la mayoría de estos caso se han presentado por imprudencia de los conductores de este servicio, por lo que se iniciará una campaña de concienciación sobre la importancia de cambiar los hábitos a la hora de manejar sus vehículos.

"En los reportes que tenemos se muestran conductas como exceso de velocidad, frenar bruscamente, los cambios abruptos de carril; las cuales son reiterativas en la mayoría de los casos que actualmente hay en la Secretaría de Movilidad", dijo la funcionaria.

Estas cifras forman parte de la iniciativa del Distrito con la que se busca crear una estrategia para articular la Secretaría, Transmilenio S.A., y el sector privado con el fin de reducir los indicadores de siniestralidad vial que en años recientes involucran al SITP en la capital del país, como lo anunció hace unas semanas la Secretaría de Movilidad.

“Nosotros queremos adoptar una Visión Cero en la ciudad, queremos tener el convencimiento de que no podemos tolerar las muertes y heridos simplemente por movernos en vías. Por eso estas visitas a las operadoras son valiosas para reforzar sus planes de seguridad vial, como parte de los esfuerzos por reducir siniestros en nuestro transporte público”, dijo Claudia Díaz, de la oficina de Seguridad Vial de Bogotá.

La Secretaría de Movilidad del Distrito señaló que una de sus prioridades será bajar los índices de accidentalidad del SITP, por lo que a partir de ahora no solo se vigilarán los hábitos de sus conductores, sino también el estado de los vehículos, para evitar también incidentes por fallas mecánicas.