De 402 puentes que están sobre las vías en Bogotá, únicamente el 63 por ciento cumplen con la altura mínima de 4.5 metros, un 11% no cumple con la altura y no hay información confiable del restante de los puentes, según cifras entregadas por el IDU.

La denuncia dada a conocer por el concejal Rolando Gonzáles,  muestra que uno de cada cinco puentes presentan daños y necesitan una reparación prioritaria, lo cual implica un riesgo inminente para la seguridad de peatones y conductores.

“Este panorama de daño extremo, no sólo es un riesgo altísimo para la ciudadanía, sino que requiere un Plan de Choque inmediato por parte del IDU, para evitar tragedias que en cualquier momento se podrían presentar”, dijo el Concejal González.

El Cabildante reveló además, que 71 puentes vehiculares y 78 peatonales, sobrepasan los 20 años de construcción y los que se construyeron antes de 1995, hay 28 que no han sido reforzados y requieren intervención urgente.

Las Localidades que más inconvenientes tienen con sus puentes son Kennedy, Fontibón y Usaquén.