Cargando contenido

"La Uaesp no nos ha dicho la verdad", aseguró la superintendente de Servicios Públicos, Rutty Paola Ortiz.

Basuras en Bogotá
Engativá y Barrios Unidos, las localidades más afectadas por la falta de recolección de desechos.
Foto: RCN Radio - Inaldo Pérez

Un fuerte jalón de orejas le dio la Superintendencia de Servicios Públicos a la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) por el manejo que le ha dado a la crisis de las basuras, que completa más de 20 días. 

Al término de una reunión que el organismo de vigilancia adelantó junto con la Personería de Bogotá y la Procuraduría, la superintendente Rutty Paola Ortiz afirmó que "hacemos un llamado a los operadores pero también al Distrito que tiene la responsabilidad directa de la recolección de los escombros y de los residuos mixtos, que son el grueso del atraso. También a los operadores para que los residuos ordinarios sean atendidos rápidamente de manera que podamos limpiar la ciudad y ponerla en condiciones adecuadas de aseo". 

Afirmó además que el organismo de vigilancia ha estado al tanto de lo sucedido con la crisis de la recolección de las basuras y por lo tanto ha venido realizando visitas a las diferentes localidades de Bogotá, con el fin de tomar la evidencia para emitir las sanciones administrativas del caso. 

"La información que nos dieron no se compadece con lo que hemos visto. Nos informaron que el 90% de las rutas continuarían con normalidad, pero el alistamiento (de los vehículos) no fue el anunciado", sostuvo Ortiz. 

Por tanto aseveró: "la Uaesp no nos ha dicho la verdad".

Por su parte, la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos aseguró que le está pidiendo a los nuevos concesionarios medidas inmediatas para normalizar la recolección de las basuras en la capital del país. 

"El concesionario deberá adoptar todas las medidas para superar las deficiencias encontradas en la prestación del servicio", anunció. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido