Solo se atenderán las urgencias de los usuarios de esta EPS. Las Directivas de la EPS subsidiada Caprecom advirtieron que sus usuarios no podrán seguir siendo atendidos en el Hospital de Kennedy, hasta tanto se retomen los contratos respectivos entre las partes, tras el vencimiento del mismo. El gerente del Hospital, Juan Ernesto Oviedo, aseguró que desde principios del mes de julio se ha insistido con Caprecom para que renueve la contratación, sin que hasta ahora tengan una respuesta positiva por parte de la EPS. La deuda que sostiene la EPS pública más importante del país con el hospital de Kennedy supera los 20 mil millones de pesos y la falta de servicios afectará a una buena proporción de población vulnerable que vive en el suroccidente de Bogotá.