Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Ramsés también abrió la puerta grande de la Santamaría
Ramsés también abrió la puerta grande de la Santamaría.
Inaldo Pérez

Los concejales de la Alianza Verde radicarán un proyecto de acuerdo para desincentivar las prácticas taurinas y contribuir a subsanar el déficit normativo de protección animal que identificó la Corte Constitucional en su sentencia C-666 de 2010.

La iniciativa, de autoría de la concejal Andrea Padilla, plantea que las fechas autorizadas no podrán ser más de tres domingos entre enero y febrero y una en agosto. 

También se propone que el organizador de cualquier evento taurino deberá reservar el 40% del espacio de la publicidad del evento, para informar del sufrimiento animal que conllevan las corridas de toros y novilladas.  También se prohíben el consumo y la venta de bebidas embriagantes en la plaza de la Santamaría.

Lea más: Carlos Fernando Galán promete ser transparente en la presidencia del Concejo

Otra de las medidas que se tomaría es que la tarifa aplicable a los espectáculos taurinos aumentará del 10% al 20%, sobre la base gravable correspondiente y que todos los gastos de operación de los eventos taurinos (incluyendo el personal de Policía), deberán ser asumidos en su totalidad por los organizadores.

Por otro lado, en uno de los artículos se establece que “la realización de las prácticas taurinas permitidas exigirá la eliminación de todos los instrumentos que laceren, corten, mutilen, hieran, quemen o lastimen en cualquier forma a los animales, o les den muerte”, es decir, que plantea la eliminación del uso de banderillas, pica y estoque.

La concejal dijo que "quisiéramos prohibir las corridas de toros y novilladas, pero la Corte Constitucional ha reservado esta facultad al legislador. Sin embargo, eliminar los instrumentos de tortura sería un primer paso eficaz para reducir la crueldad de las prácticas e irlas desestimulando en su totalidad".

Agregó que "sabemos que esta propuesta levantará álgidas discusiones jurídicas, pero defenderemos la autonomía territorial de Bogotá para hacer más rigurosa la protección animal en virtud del principio constitucional de rigor subsidiario”.

De igual forma agregó que "aumentar los costos de realización de las prácticas taurinas, cargarles exigencias a sus organizadores, prohibir conductas como el consumo de alcohol y exigir modificaciones a las prácticas mismas, es la gran apuesta que debe hacer el Concejo dentro de sus competencias y del actual marco jurídico, que lamentablemente considera legal la tortura y matanza de animales con fines de entretenimiento”.

Le puede interesar: Los secretarios de Bogotá también se posesionaron en el Simón Bolívar

Cabe mencionar que el Distrito se reunirá con colectivos y organizaciones defensoras de animales de Bogotá, para definir las actividades que desarrollarán durante la “temporada taurina 2020” que dejó adjudicada el exalcalde Enrique Peñalosa.

De acuerdo con Padilla, “el propósito de este encuentro será no solo definir los mecanismos para garantizar la legítima protesta ciudadana, sino contrarrestar aunque sea de manera simbólica, el sufrimiento que se les causará a seres sintientes y la pérdida de vidas que injustamente les serán arrebatadas”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.