Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

ycalderon
Taxistas
Foto RCN Radio

Un grupo de integrantes del gremio de los taxistas en Bogotá inició una huelga de hambre mientras que otros conductores se encadenaron para protesta por la orden del Distrito, sobre la instalación de tabletas electrónicas en reemplazo de los taxímetros.

La manifestación se registra en las instalaciones de la Secretaría de Movilidad, en el occidente de Bogotá; los conductores piden hablar con las autoridades distritales para que se instale una mesa de concertación.

“Aquí nos vamos a quedar hasta que nos atienda el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo. No estamos de acuerdo con las tabletas electrónicas, es un dispositivo que nos pone en riesgo por parte de la delincuencia”, recalcó uno de los manifestantes.

A ese punto de la ciudad llegaron conductores de Villavicencio para apoyar la protesta que se está realizando en Bogotá, porque señalan que puede presentarse la misma situación en otras regiones del país.

“Vinimos a apoyar a nuestros colegas de Bogotá. La modernización del servicio que está empezando en Bogotá se puede trasladar a otras ciudades del país y es algo que en vez ayudar perjudica al gremio”, puntualizó un conductor de taxi que trabaja en Villavicencio.

Sin embargo, la Secretaría de Movilidad de Bogotá anunció la semana pasada una prórroga gradual por placas de taxis para la instalación de tabletas electrónicas en reemplazo de los taxímetros, en el marco del proceso de modernización del servicio de taxi.

El Distrito explicó que el plazo para placas terminadas 4-5-6 es hasta el 30 de junio, 7-8-9 hasta el 31 de julio y 0-1-2-3 hasta el 31 de agosto.

El secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, indicó que la decisión de extender la implementación del taxi inteligente obedeció a que la gran mayoría de los vehículos amarillos en la capital no han instalado los dispositivos electrónicos.

Solo mil han cambiado la tecnología

Bocarejo manifestó que se tiene reporte que mil taxis han instalado las tabletas electrónicas para el cobro de las nuevas tarifas, mientras que en Bogotá existen más de 52 mil vehículos que prestan el servicio.

“Es un número bajo; la idea es que el 30% de los más de 50 mil tienen que estar listos a finales de julio y la totalidad tienen que estar listos en agosto. Luego se impondrán las sanciones como inmovilizaciones”, recalcó Bocarejo.

Sin embargo, el funcionario manifestó que los conductores de los vehículos amarillos que tengan las tecnologías tienen beneficios como el cobro de las nuevas tarifas para el servicio.

“El taxímetro se transforma en una herramienta para que el usuario conozca el costo de la carrera al inicio, valor que no se modificará. Además, el usuario podrá verificar en tiempo real los datos del conductor”, sostuvo Bocarejo.

Además Bocarejo destacó que la transformación del servicio de taxi con la eliminación del taxímetro tratará mayor seguridad para el gremio y evitará la adulteración de ese tipo de dispositivos.

“Al finalizar la carrera, el ciudadano podrá calificar el servicio. Todo esto se indicará en la pantalla dispuesta para el usuario o en su dispositivo móvil”, explicó Bocarejo, secretario de Movilidad.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.