Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Terminal satélite del norte no es viable: Secretario de Movilidad



El Secretario de Movilidad Juan Pablo Bocarejo, aseguró que tras una visita a la obra del terminal satélite del norte que se construye hace cuatro años en Bogotá, se determinó que todavía no es viable y no podrá entrar en operación hasta tanto no se hagan varias obras de adecuación.

Según Bocarejo, esta terminal busca servir los viajes que llegan a la capital, desde los municipios y departamentos, especialmente en el norte del país.

"Hemos encontrado desde la Secretaría de Movilidad inconvenientes mayores para la terminación de esa terminal, que está ubicado en la calle 193 con autopista norte, desafortunadamente es uno de los puntos en dónde hay mayor congestión en Bogotá, es un cuello de botella dónde la autopista norte está pasando de cinco a tres carriles y aún sin la operación de esta terminal, es probablemente uno de los puntos más críticos de congestión en la ciudad", afirmó.

El secretario Juan Pablo Bocarejo, explicó que el terminal acogería cerca de 12 mil pasajeros al día, y recibiría cerca de mil vehículos, en este sentido, señaló que en temporada alta podría alcanzar a tener cerca de dos vehículos por minuto, es decir, casi 120 vehículos por hora.

"Hay varios elementos que hacen que el diseño del terminal no sea eficiente, por un lado la acumulación de vehículos en la bahía que se construyó, agravaría aún más la congestión, porque los vehículos quedarían bloqueados sobre la autopista norte", subrayó.

Los estudios hechos por las autoridades en movilidad del Distrito capital, determinaron que también se afectaría el flujo de entrada de la autopista norte en el sentido norte – sur, porque se requiere de una bahía que tenga una capacidad "muy alta", -que no se ha diseñado-, para acoger los vehículos que descenderían eventualmente en esos puntos.

"Uno de los temas principales es que el terminal tal y como se construyó, no tiene una capacidad adecuada, ni siquiera en sus primeros años, o sea, el terminal nace pequeño para acoger la cantidad de vehículos, empresas de transporte y pasajeros que se van a mover", aseveró.

En este sentido, la decisión tomada, es la de requerir al terminal y al proyecto, un trabajo mucho más detallado, tratando de mitigar los impactos que se generan en el tráfico de este punto.

"La necesidad que nosotros vemos es tener un punto de integración mucho más ambicioso, en dónde realmente haya un terminal que no solo acoja los vehículos de larga distancia intermunicipales, sino que también, haya un terminal que permita conectar Transmilenio, con los vehículos de transporte de corta y larga distancia", dijo Bocarejo.