Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Mural Egan Bernal y Julián Gómez
Twitter

Colombia está de luto con la trágica muerte de Julián Esteban Gómez, el niño que conoció todo el país por las lágrimas de felicidad, cuando vio a Egan Bernal coronarse campeón del Tour de Francia 2019.

El niño de 13 años, practicaba ciclismo de alto rendimiento en la carretera al igual que muchos de los grandes ciclistas que hoy son un referente de Colombia en el mundo. Pero el domingo, lastimosamente su vida se apagó luego de ser arrollado por una mula en el sector de Manas, en la vía que de Zipaquirá conduce a Chía.

Su tío Guillermo Caicedo y quien fue testigo del accidente mortal, contó que el niño perdió el equilibrio y terminó debajo de la tractomula por culpa del conductor del vehículo de carga pesada que los acosó con el pito y pasó cerca de ellos.

“Yo iba entrenando con Julián y el abuelo de Zipaquirá a Chía, y un señor en una tractomula intolerante empezó a acosarnos porque no les gusta ver ciclistas por carretera. Venía detrás de nosotros echándonos pito desde lejos, o sea ya venía con intolerancia encima y peleando con nosotros porque estábamos ocupando la vía”, comentó al relatar el momento del accidente.

Lea también: Federer, Nadal, LeBron, Serena o Bekele: los ausentes en Tokio

Aseguró que el conductor de la tractomula tenía todo el otro carril libre para adelantarlos, manteniendo la distancia requerida para adelantar a ciclistas o motociclistas en la vía, debido a que ellos iban en fila india.

“Tenía todo el espacio para adelantar distanciado de nosotros, quería molestarnos y se nos arrimó tanto con la mula que el niño se puso nervioso, perdió el equilibrio y se fue debajo de las llantas de la mula y quedó muerto instantáneamente. El mulero nos asustó tanto... sentir un carro tan inmenso a menos de un metro, un ciclista es un malabarista que va en su bicicleta cuidando su equilibrio y viene un mulero y le pita y hace ese ruido y acoso, todos nos asustamos y más el niño”, detalló el tío de Julián Gómez.

Guillermo señaló que ambos empezaron a gritar al ver que el niño quedó debajo del vehículo, que frenó al escuchar el ruido que hizo la bicicleta. “El tipo se bajó de la mula asustado pero exigiéndonos, que porque no íbamos por la ciclovía, no entienden que los ciclistas de alto rendimiento no pueden entrenar por ahí”, agregó.

Vea también: "Las ruedas lo absorbieron": Habla abuelo de Julián, el niño que murió en trágico accidente

Finalmente aseguró que llevarán el caso hasta las últimas consecuencias para al menos sentar un precedente y que los ciclistas no sigan muriendo en las carreteras.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.