Cargando contenido

Problemas de legalización de servicios públicos entre los principales reclamos.

Construcción en Bogotá
Colprensa - Mauricio Alvarado

Una investigación realizada desde el Concejo de Bogotá reveló el listado de las constructoras que más han recibido quejas durante el año 2018. De igual manera se establecieron las principales inconformidades por parte de propietarios y habitantes de los inmuebles. 

De esta manera, se evidenció que en la Subdirección de Inspección, Vigilancia y Control de la Secretaría de Hábitat se han radicado un total de 2.197 quejas entre el 2016 y 2018. 

Lea también: Niños con discapacidad se podrían quedar sin asistencia del Distrito

Tan solo en el presente año en la capital de la República van 522 casos, lo que representa una importante disminución frente al 2017, cuando las quejas en construcciones ascendieron a 1.002. Sin embargo, este número podría verse aumentado con o que se registre en lo que queda del 2018.

El listado de las constructoras con más quejas fue liderado en 2016 por a Caja de Compensación Familiar Compensar con 98 reclamos y en el 2017 por la Urbanizadora Marín Valencia (Marval) con 219 quejas.

Lea también: ¿Peligrarían los cerros orientales con construcción del sendero contrafuego?

Para el caso del presente año, la lista es liderada por la Fundación Compartir, que acumula un total de 36 reclamos por parte de la ciudadanía. Figuran otras firmas de reconocimiento nacional como Cusezar, Avintia Colombia S.A.S. y Amalirlo.

Las constructoras con más quejas:

  • Fundación Empresa Privada Compartir (36 reclamos)
  • Avintia Colombia S.A.S. (32)
  • Constructora Capital Bogotá S.A.S. (17)
  • Cusezar (10)
  • AR Constructora S.A.S. (10)
  • Amarilo (8)
  • Constructora Bolívar Bogotá S.A. (7)
  • Marval S. A. (9)
  • Constructora Las Galias (6)
  • Inversiones Alcabama S.A. (5)

De igual forma, se pudo establecer que las principales quejas por parte de los compradores son:

  •  Humedades.
  •  Incumplimientos en las exigencias sobre parqueaderos (dimensiones, zonas de circulación, rampas).
  •  Defectos de pos ventas.
  •  Adecuaciones para personas con discapacidad, exigencias de seguridad humana (sistema de detección de incendios, rutas de evacuación, iluminación).
  •  Desprendimiento de fachadas, afectación de elementos estructurales del predio.
  •  Instalaciones hidráulicas o eléctricas
  •  Problemas de legalización de servicios públicos (sin medidores, traslado de gastos de conexión al comprador).

Las localidades en las que se presentan más casos como estos son Kennedy, Bosa, Fontibón, Engativá y Suba, y en su mayoría son viviendas de estrato 3, aunque también hay casos en Viviendas de Interés Social.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido