Cargando contenido

Así fue advertida una posible modalidad de estafa.

Lo que inició como la lustrada de unas botas terminó muy mal para este sujeto.
Lo que inició como la lustrada de unas botas terminó muy mal para este sujeto.
Colprensa

Una madre de la localidad de Bosa, en el sur occidente de Bogotá, denunció que a su hijo le tocó pagar la lustrada más cara del país cuando intentaba ingresar a su sitio de trabajo en Teusaquillo

Luz Velásquez, la madre del afectado, dijo que acompañaba a su hijo por los lados del sector Galerías dentro de una cafetería en donde se departían muy felizmente. De repente ingresó al local un embolador para sugerirle a que se lustrara las botas que lucía.

Le puede interesar: Transmilenio hizo reclamó a Rappi por las bicicletas de domiciliarios 

Ante la insistencia del lustrabotas, el muchacho accedió al servicio que incluyó la aplicación de un spray especial, según el sujeto, que resultó costándole al cliente $26.000. 

El muchacho al rehusarse a pagar esa suma de dinero recibió amenazas de parte del lustrador quien llamó a otros colegas y entre todos lo obligaron a pagar esa suma de dinero, aseguró doña Luz. 

Lea también: Santos reveló que en el uribismo siempre le tuvieron "mucha desconfianza"

En medio de la discusión, un agente de la Policía de Tránsito llegó a la acera donde había dejado el empleado su motocicleta y le impuso un comparendo por tener parqueada su moto en un lugar prohibido que le representa una multa superior a los $350.000. 

La señora Velásquez manifestó que por el acoso y la discusión que su hijo sostuvo con el embolador por el precio de la lustrada, ahora deberá pagar cerca de $400.000 por el retoque de sus botas que no valen más de $80.000.

Fuente

Alerta Bogotá

Encuentre más contenidos

Fin del contenido