Cargando contenido

La gran mayoría optó por estudiar en universidades privadas.

Estudiantes víctimas del conflicto
Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas

Gracias al proyecto Reparación para el acceso, permanencia y graduación de la población víctima del conflicto armado en Colombia, liderado por la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación, más de 150 víctimas del conflicto interno en Colombia iniciarán sus estudios universitarios en Bogotá. 

El proyecto se da en el marco de la Alianza para nuevos comienzos y contó con aportes del Ministerio de Educación Nacional y la Secretaría de Educación Distrital, con contribuciones de seis mil millones y 750 millones respectivamente, además, seis mil millones aportados por el Distrito.

Este proyecto se convierte en una medida de asistencia, atención y reparación integral adoptada por el Ministerio de Educación Nacional, la Unidad Administrativa Especial para la Atención y Reparación Integral a las Victimas, el ICETEX, la Secretaría de Educación Distrital y la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación de Bogotá.  

Los recursos del fondo están destinados a financiar créditos educativos totalmente condonables de pregrado, en respuesta a lo ordenado por la Ley 1448; en caso de que los estudiantes no logren finalizar la carrera deberán pagar el crédito, de lo contrario sus estudios serán totalmente subsidiados.   

La mayoría de los beneficiarios tienen entre 16 y 28 años, el 50% cursó el bachillerato fuera de Bogotá y el 18% terminó la educación media en zonas rurales del país. Seis de los beneficiarios son personas con discapacidad y siete pertenecen a diferentes grupos indígenas. 

Además, del total de las personas que iniciarán sus estudios superiores, 142 eligieron universidades privadas y tan sólo 12 optaron por universidades públicas. Cabe destacar que 103 beneficiarias son mujeres y 19 de ellas son madres cabeza de familia. 

“Creemos en la educación como una forma de reparación y oportunidad de vida para las víctimas del conflicto y sus familias. Desde Bogotá contribuimos a través de diferentes acciones en la construcción de la paz”, afirmó Gustavo Quintero, alto consejero para las víctimas.  

Encuentre más contenidos

Fin del contenido