Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Niños indígenas asentados en el Parque Nacional, Bogotá.
Niños indígenas asentados en el Parque Nacional, Bogotá. Foto: RCN Radio.

Ya son 16 los niños y niñas indígenas que han sido trasladados al hospital Santa Clara en Bogotá por diversas enfermedades, según reporte de Leonibal Campos, uno de los líderes del pueblo Emberá Katio que acampa desde hace casi un mes en el Parque Nacional en Bogotá. 

En este lugar hay cerca de 1.300 personas, de ellas, se estima que 400 son menores de edad. Las intensas lluvias en las noches y en las madrugadas más el frío, empiezan a generar problemas respiratorios en las poblaciones más vulnerables, como los menores de edad. 

En contexto: Seis niños de comunidades indígenas asentadas en el Parque Nacional están en UCI

"Tenemos en este momento 16 niños hospitalizados con fiebre, diarrea, tos y gripa. Las fuertes condiciones en las que estamos, ya los niños las están resintiendo. No sabemos hasta cuándo vamos a estar acá y por eso pedimos al Gobierno Nacional y local, condiciones dignas para nuestra gente", indicó el líder en diálogo con RCN Radio. 

Las cerca de 1.300 personas pertenecientes a 13 comunidades indígenas llegaron al Parque Nacional hace casi un mes. Montaron improvisadas carpas con bolsas negras de basura y ollas comunitarias, donde los niños, algunos sin zapatos ni ropa abrigada, caminan, corren y juegan en medio de este panorama. 

Algunas de las historias de algunas personas son desgarradoras. Cuentan que la mayoría llegaron hace casi un año a Bogotá desde regiones como Cauca, Nariño y Chocó, entre otros lugares, víctimas de la violencia.

"Nos amenazaron, mataron a nuestros familiares, violaron a nuestras mujeres. Llegamos acá por miedo y queremos volver a nuestros territorios pero con garantías. Hay otras personas que se quieren quedar en Bogotá, pero con garantías de una vivienda digna", sostuvo. 

Campos señaló que están en conversaciones con el Distrito para hallar soluciones en el corto y largo plazo. "No vamos a irnos de acá si no hay una solución definitiva, no queremos arriendo por tres o seis meses. Queremos garantías para una vivienda digna, una mejor calidad de vida", aseguró.

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.