Cargando contenido

Entre los detenidos se encuentran cuatro menores de edad que fueron puestos a disposición del ICBF.

Policía en Bogotá
Foto de referencia Policía
Colprensa

La Fiscalía General de la Nación informó que ha recibido reportes de la policía judicial en relación con 49 personas capturadas (45 adultos y 4 adolescentes) durante las protestas en Bogotá, el 21 y el 22 de noviembre.

El ente investigador señaló que los menores de edad fueron puestos a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). 

Los delitos por los que los capturados serían procesados son en su mayoría daño en bien ajeno agravado, por haberse concretado en bienes de uso público; violencia contra servidor público; obstrucción a vías públicas que afectan el orden; perturbación en servicio de transporte público colectivo u oficial; y hurto.

Lea también: Estaciones de Transmilenio vandalizadas tras el toque de queda en Bogotá

Hasta la fecha, la Fiscalía ya ha adelantado cuatro imputaciones; los demás casos se encuentran en desarrollo de actos urgentes y pendientes de informe.

Son varias las afectaciones a la infraestructura pública y privada de la ciudad que se han registrado en los últimos días, tras la realización del paro nacional que se llevó a cabo el pasado jueves 21 de noviembre. 

Tras esta jornada se han seguido presentando varias manifestaciones por parte de los ciudadanos e incluso se han registrado casos de vandalismo, lo que obligó a la Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, ha decretar un toque de queda a partir de las 9 de la noche y hasta a las 6 de la mañana del sábado. 

De su interés: Peñalosa tras toque de queda: "Pido que nos unamos contra los violentos"

Durante la noche del viernes cientos de habitantes estuvieron bajo una gran zozobra ante los rumores de saqueos y vandalismo. Por esa razón, muchos salieron a las porterías de sus conjuntos residenciales, con palos y vestidos de blanco, para hacer guardia.

Con el fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos, el presidente, Iván Duque, ordenó la militarización de la ciudad, por lo que cerca de 13.000 militares y policías custodiaron las calles de la capital colombiana.  

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido