Cargando contenido

Sus historias lo harán reflexionar sobre el verdadero sentido de la vida.

Un perro andaluz
Foto: Pantallazo de YouTube

Por lo general estamos acostumbrados a un tipo de cine lineal, con tramas sencillas que no requieren mayor análisis, esto no significa que esté mal. Pues nos hacen reír, llorar o retorcernos de terror. Historias con las que podemos identificarnos fácilmente. Sin embargo, existe otro tipo de cine que es más rebelde, que rompe con las leyes de la lógica y plantea narrativas que nos dejan la cabeza vuelta trizas y con esa sensación de no haber entendido nada o simplemente con las ganas de no verlas nunca más de lo impresionados que nos han dejado. 

1. Los idiotas: Esta película del director y guionista danés, Lars Von Trier, también conocido por su película 'Nymphomaniac', relata la historia de un grupo de personas  que deciden vivir a las anchas la idiotez. Para ello fingen ser retrasados mentales como una respuesta de rechazo a la sociedad moderna. Karen, una mujer que aún no supera el trauma de una tragedia que vivió recientemente, es reclutada por este grupo de autoproclamados 'idiotas'; aunque no está muy segura de su comportamiento, se queda con ellos porque se siente protegida, como no se ha sentido en mucho tiempo. 

 

Esta película hace parte del manifiesto cinematográfico llamado 'Dogma 95', en el cual no se hace mayor producción. Algunas de las reglas radican en no hacer uso de un set, sino rodar en locaciones reales con sonido ambiente, los actores no tienen guión, deben improvisar. No se puede usar iluminación artificial y se debe rodar con cámara al hombro, también se supone que el director no debe aparecer en los créditos. Estas son solo algunas de las reglas del Dogma. Sin embargo, han sido rotas muchas veces, por ejemplo, en este caso, Lars Von Trier puso su crédito al final de la película.

2. Inland Empire: David Lynch es un cineasta fanático de lo absurdo, lo onírico y lo surrealista. Es quizá, el genio más loco del cine. Entender sus películas es toda una odisea y siempre se quedará el sabor de no haberlas interpretado de la manera correcta. Inland Empire en este caso, es tal vez la película más compleja del director, y es todo un rompecabezas.

 Narra la historia de Nikki, una actriz elegida por el director Kingsley Stewart para ser la protagonista de un remake de su anterior película. Sin embargo, Nikki se mete tanto en el proyecto que termina por desvanecerse en su propio personaje, nuevamente Lynch nos entra en el juego de hacernos preguntar qué es real y que no. 

3. 2001: Una odisea en el espacio: De la mente maestra de Stanley Kubrick llega este filme de culto que centra su trama en la evolución del ser humano. Por medio de una narración transversal vemos cómo antes de la aparición del Homo Sapiens, un grupo de primates que conviven en un terreno árido, escaso de agua y comida, encuentra un monolito (máquinas construidas por extraterrestres con el fin de que sean redes informáticas), aunque el temor los invade por un momento, la curiosidad puede más y se acercan a examinarlo. 

En otra escena vemos cómo uno de los simios se encuentra con el esqueleto de un animal, luego de varios minutos parece reflexionar y decide tomar un hueso para usarlo como herramienta y arma. Paralelamente 'flashbacks del monolito parecen insinuar que éste ha provocado un cambio de comportamiento y un desarrollo de la inteligencia superior al que ya tenían los animales. 

Millones de años después del hecho, un grupo de astronautas recibe señales de otro monolito enterrado en la luna. 

4. Un perro andaluz: El cortometraje del español nacionalizado mexicano, Luis Buñuel es toda una obra de arte. Gracias a este trabajo cinematográfico, hemos conocido una de sus escenas más famosas: un hombre prepara su cuchilla de afeitar para luego cortar el ojo de una joven, mientras una nube pasa por encima de la luna. 

Buñuel, considerado uno de los mejores cineastas de la historia, escribió el guión de este cortometraje de la mano de uno de sus mejores amigos, el pintor surrealista, Salvador Dali. Así que es de esperar, que el trabajo en conjunto de estos dos grandes artistas de como resultado una historia completamente surrealista. 

De acuerdo a declaraciones del propio Buñuel, los dos querían retratar una historia alejada por completo de los estándares racionales, culturales y sicólogicos dando rienda suelta a su imaginación. 

5. Réquiem por un sueño: Sin duda una de las grandes películas del director estadounidense Darren Aronofsky. La película dividida en tres estaciones, verano, invierno y otoño, narra la historia de tres adictos a la heroína, Harry Goldfarb, su novia Marion Silver y su amigo Tyrone. A medida que transcurre la trama vemos cómo la adicción a las droga los hace caer en lo más bajo. 

A su vez, Sara Goldfarb, madre de Harry es adicta a la televisión y espera con ansias locas poder participar en su programa de concurso favorito. Sin embargo, para poderlo hacer debe bajar de peso, porque para ir a una ocasión tan especial debe usar su viejo vestido rojo. 

La película muestra como las adicciones terminan por consumir al ser humano, haciéndolos caer en un ambiente de locura y desesperación.  

Encuentre más contenidos

Fin del contenido