Foto: Cortesía de Discovery

Cien personas participaron este domingo en la primera carrera Discovery Underground en Lisboa, una prueba subterránea que tuvo como escenario los túneles del metro de la capital portuguesa. Los participantes de la carrera recorrieron los 10,5 kilómetros de la línea roja del metro de Lisboa que separan las estaciones de São Sebastião y Aeropuerto después de que el metropolitano dejase de estar operativo. La carrera, organizada por el canal Discovery, contó con el atleta portugués Nelson Évora -campeón olímpico en Pekín 2008- como embajador, que dio el pistoletazo de salida a los corredores y tuvo el privilegio de ser el primero en recorrer los 100 primeros metros del trayecto. Además de los obstáculos presentes en las vías del metro que los corredores tuvieron que tener en cuenta, la mayor dificultad de la prueba fueron los últimos kilómetros entre las estaciones de Oriente y Aeropuerto, separadas por una subida. Los cien participantes fueron seleccionados entre más de 4.000 inscritos en función de las anécdotas incluidas en su ficha de inscripción, donde se les pedía compartir "una historia personal marcada por el espíritu de superación y de perseverancia". La carrera Discovery Underground ya se había celebrado en Madrid en 2013, donde participaron otras cien personas, y un año después se repitió en el metro de Barcelona, en aquella ocasión con 300 corredores.

Por: EFE