Oliver Park, de 51 años, murió tras caer a un abismo de 100 metros de profundidad cuando visitaba la montaña de Machu Picchu en Perú. El turista alemán perdió el equilibrio mientras le tomaban fotografías en la cima del cerro.

La Dirección Regional Cultura- Cusco, informó que Park traspasó las medidas de seguridad e ingresó a una zona restringida para visitantes.

El cuerpo de la víctima fue encontrado por los rescatistas de la institución, y se espera que el fiscal de turno ordene el levantamiento del cadáver para ser trasladado a la comisaría del Machu Picchu pueblo.

Según informó la Policía al diario El Comercio de Perú, los restos del turista de origen alemán serán trasladados mañana a la morgue de la ciudad del Cusco en un tren.