Cargando contenido

Foto: Ingimage



El legendario fabricante estadounidense de motocicletas Harley-Davidson retiró casi 175.000 motos en Estados Unidos por temor a un mal funcionamiento de los frenos que podría conducir a accidentes.

La compañía, cuyos productos son el símbolo del motociclista estadounidense, indica que 174.636 motos de los modelos Touring, CVO Touring y VSRC de 2008 a 2011 equipadas con un sistema de frenos ABS deben ser devueltas a los distribuidores autorizados a partir del 12 de febrero.

Estos últimos deberán efectuar, en forma gratuita, un purgado y nivelación del líquido de frenos, así como del bloque hidráulico del ABS.

Si estos elementos no se revisan cada dos años, el líquido de frenos de estos modelos se desgasta, lo que hace que el sistema de frenado sea menos eficiente y "aumente el riesgo de accidente", explica la empresa en documentos dirigidos a la NHTSA, la agencia federal responsable de la seguridad vial.

Este retiro sigue a una investigación de NHTSA abierta en julio de 2016 después de tres accidentes y decenas de demandas de propietarios de estos modelos quejándose de la ineficiencia de los frenos.

También se produce en momentos en que Harley-Davidson busca opciones de crecimiento, frente al envejecimiento de su clientela tradicional y la falta de renovación de su gama.

El fabricante de Milwaukee (Wisconsin, norte) vio caer sus ventas un 6,7% el año pasado, con un descenso del 8,5% en Estados Unidos y 3,9% a nivel mundial.

Por AFP