Foto: Fundación Sin Limites

César Daza, hincha de Independiente Santa Fe e intérprete del lenguaje de señas, aseguró que esta noche su trabajo con el que le describe con las manos los partidos a su amigo sordociego José Richard, seguidor de Millonarios, tendrá un ingrediente especial. En diálogo con RCN Radio, este hombre explicó la manera cómo le transmite a su amigo en condición de discapacidad, los detalles de los encuentros deportivos y las sensaciones que se viven en la tribuna cada vez que juega Millonarios. (Lea también: Barras de Santa Fe y Millonarios se dan la mano por una final del fútbol en paz) "Tenemos una tabla de manera que nos facilita las vibraciones y que José Richard si la gente salta o grita... la tabla tiene una cancha pintada para que yo me pueda ubicar y le pueda contar a él, cómo transcurre el partido", dijo. Indicó que "Una de mis manos representa un equipo y la otra mano el otro club... tenemos unas señas para identificar los tiros de esquina, fuera de lugar, tarjetas". Daza relató que a pesar de su afición a Santa Fe, durante muchos años dejó de ir a los estadios del país debido a la violencia entre las barras y que solo luego de conocer a Richard decidió volver a esos escenarios para acompañar a su amigo. "Yo soy de Santa Fe y José Richard de Millonarios... Dice que le gusta Millonarios por el color azul cuando aún podía ver a su equipo en televisión", señaló. Expresó que "Yo dejé durante muchos años de ir al estadio por el tema de la violencia, pero luego que Richard me dijo que se moría por ir, empecé a volver aunque con un poco de miedo". En ese sentido agregó que "por eso estábamos esperando esa final capitalina... yo seré el único punto rojo hoy en el estadio". César Daza destacó que a pesar de los hechos violentos que se han presentado durante muchos años con las barras futboleras, en el estadio ha recibido múltiples muestras de cariño por parte de los mismos hinchas de Millonarios quienes incluso le regalaron en una oportunidad una camiseta firmada de Santa Fe. "Hemos evidenciado una gran aceptación y un gran respeto por parte de la hinchada azul que debo decir que llevo en mi corazón... los hinchas de Millonarios me regalaron una camiseta de Santa Fe que fue firmada por todos los jugadores y fue algo muy especial", expresó. A propósito de la final que se empieza a disputar esta noche, Daza dijo que la única discapacidad que existe es la de la violencia y no la de su amigo quien desde los nueve años empezó a perder la visión y la audición tras padecer el denominado síndrome de Usher. "Yo le quiero enviar un mensaje a todos los hinchas del fútbol y es que realmente la única discapacidad que hay es la de la violencia y esa es la camiseta que nos tenemos que quitar", agregó.