Afirman los especialistas que estos corazones ayudaría incluso a precisar en detalles pre quirúrgicos, logrando que el cardiólogo tenga más información sobre la enfermedad del corazón del paciente. Daniel Lancheros, biólogo de la Universidad Jorge Tadeo Lozano en Bogotá, sostiene que vienen trabajando desde hace un año en unir dos tecnologías de imágenes diagnósticas existentes: el Tac y la impresión en 3D. “Obtenemos un modelo tridimensional del corazón del paciente con cada una de las características anatómicas. La idea es tener la copia exacta y que cuando se haga un concejo médico antes de la cirugía, se tenga mayor claridad en la intervención”, explicó Lancheros. Diego Cepeda, médico de la Universidad Nacional y partícipe de este grupo de investigación, contó además que en Colombia no existe este tipo de tecnología. asímismo indicó que en el mundo se sabe muy poco sobre esto, por lo que ven una oportunidad para ser los primeros en implementarlo de forma masiva en un futuro y mejorar las condiciones de diagnóstico y cirugía que realizan los médicos cardiólogos, y por ende, redundar en calidad de vida para el paciente.