Los jugadores del venezolano Caracas FC guardaron este jueves un minuto de silencio en el partido contra el paraguayo Cerro Porteño, correspondiente a la primera fase de la Copa Sudamericana 2017. Tras el pitazo inicial del árbitro brasileño Ricardo Marques en el estadio Olímpico de la UCV en la capital venezolana, Cerro puso a rodar el balón, pero el plantel caraqueño permaneció inmóvil en su campo. Los visitantes no atacaron, y en cambio pusieron a circular la pelota como si se tratara de un entrenamiento. Pasados varios segundos, las acciones se empezaron a desarrollar con normalidad. Al haberse decretado el inicio del encuentro, se da por entendido que el minuto de silencio no fue autorizado por la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), sino que se produjo por iniciativa de los futbolistas. Ninguno de los clubes reseñó el hecho en sus relatos en vivo en las redes sociales. Comentaristas deportivos atribuyeron el gesto a un homenaje a los 38 fallecidos que dejan seis semanas de protestas opositoras contra el presidente Nicolás Maduro. "Caracas FC y Cerro Porteño se unieron para mostrar su minuto de silencio en memoria de los caídos en Venezuela. ¡Bravo muchachos!", escribió en Twitter el periodista Richard Morales. Minutos de silencio fueron observados en los encuentros del fútbol venezolano durante las últimas dos semanas. https://twitter.com/Golcriollo/status/862813615669338112 Tomado de AFP