Cargando contenido

Foto: Twitter





La noticia de Yocasta M.,  la maestra que en Medellín había sido detenida por seducir a sus alumnos con propuestas obscenas y amenazándalos para que tuvieran sexo con ella, como muchas de las que circulan por internet, resultó ser falsa. Un "fake news" como se le denomina popularmente a este tipo de noticias que hacen carrera en la época de la posverdad.

Lo que llevó a muchos medios a dar cierto crédito a la información es que ésta se divulgó ampliamente en el  programa 'Hora Punta', de la televisión oficial española TVE y no se hizo viral a través de alguna página de internet de dudosa reputación, sino hasta que el espacio al aire le dedicó una historia y un debate entre los cinco panelistas que hacen parte del mismo.

El programa aseguró que esta mujer, a la que identificaba como Yokasta M., laboraba en una escuela de la capital antioqueña y que estaba en prisión por, aparentemente, incitar a sus alumnos a tener relaciones sexuales con ella a cambio de buenas calificaciones.

Esta noticia, que una vez más pone sobre la mesa el debate de la violencia contra la mujer en todas sus expresiones, se regó como pólvora en varios países y medios de comunicación de prestigio la replicaron. En Medellín los periodistas indagaron con las autoridades y no hallaron respuesta alguna sobre el mencionado caso.

La protagonista del hecho resultó ser una venezolana llamada Ysmara Martínez, de 38 años, que jamás ejerció su profesión de docente y que, por supuesto, no sedujo a ningunos alumnos y asegura no haber sido detenida jamás.

RCN Radio logró localizar a la señora Martínez, quien declaró estar sorprendida e indignada por la producción de esa noticia falsa en la que usaron su imagen.  (Lea también: Autoridades desmienten denuncia de TVE sobre supuesta maestra acosadora en Medellín)

Ysmara comentó que hace aproximadante un mes sus perfiles en Instagram y en Facebook fueron hackeados. No dio mayor importancia y procedió a abrir una nueva cuenta en esa red social. Pero, poco después, nuevamente fue intervenida. Luego de estos hechos sus allegados le informaron que en las redes había varias cuentas falsas que usaban sus videos y fotos bajo la identificación de Yokasta M., asegurando que estaba detenida por abusar de unos alumnos. 

"Soy docente pero jamás ejercí mi carrera. Siempre me he dedicado al comercio. No entiendo porqué están divulgando mis fotos con esa información falsa en varios perfiles de Facebook e Instagram", aseguró Martínez.

Asimismo aclaró que su Instagram era privado y que ciertamente en él publicaba las fotos y videos que están circulando por las redes, algo que hace parte de su libre albedrío. "Yo subí esas fotos porque estaba participando en un concurso. Yo no lo hice porque sea una prostituta; yo lo hacía por diversión. Me imagino que alguien quería hacerme daño y ahora mi reputación como mujer está por el piso".

Actualmente si se busca por YouTube el criterio Yokasta M, se pueden encontrar casi 800 publicaciones que muestran sus videos y aún difunden su supuesta historia. En Google hay al menos 214.000 resultados de la búsqueda.

La venezolana explicó que uno de los videos publicados en distintos portales web, no estaba en ninguna de sus redes, por lo que sospecha que alguien cercano a ella sea el responsable de la divulgación de tal audiovisual. "Ese video era personal, nunca lo publiqué en ninguna parte. Debe ser alguien conocido el que me quiso perjudicar".

"Esta situación me afectó por varios días. Me deprimí, pero decidí seguir adelante y estar de pie porque yo no soy esa persona que dicen. Me molestó que usaran mi imagen para esto, pues hasta dijeron que me encontraron muerta en un lugar de Colombia y que, además, un grupo de personas harían un manifestación exigiendo mi liberación", declaró Ysmara.

Aunque todavía existen muchos perfiles falsos con sus fotos, la señora Martínez trabaja para lograr que sean bloqueadas y así dejar atrás la mala experiencia que acaba de pasar. También aclaró que ha contado con el apoyo de su familia y amigos.

La falsa noticia, replicada por medios como Vanguardia de México, Infobae de Argentina, El Heraldo de Honduras, entre otros, no ha sido rectificada o aclarada aún por la mayoría de ellos.