Los perros cuentan ya con un "bar" en el centro de Bilbao (norte) donde poder tomar una bebida y comer pinchos, salchichas, pasteles y otras exquisiteces especialmente preparadas para el consumo de estas mascotas. Giovanna y Adriana Rentería, dos hermanas amantes de los animales, han abierto en el casco histórico de la ciudad este local, que ofrece a los canes una mini barra de bar para que consuman alimentos adaptados con forma de pizza, palomitas, chips, pasteles y salchichas. "Yo quería crear algo donde ellos (por los perros) fueran felices. La gente se queja mucho de que hay pocos sitios donde los perros puedan estar a sus anchas. Así que pensé en un bar, donde ellos también pudieran consumir", cuenta a Efe Giovanna, la artífice de este proyecto. En realidad, los botellines de "cerveza" para perros que este establecimiento sirve en cuencos a los canes contienen caldo de pollo o ternera. Comercializados por una empresa belga, han sido previamente enriquecidos con vitaminas para mantener lustroso el pelo de los animales. Los donuts y magdalenas son elaborados por una pastelería de Madrid con ingredientes naturales aptos para el consumo de las mascotas. Y también los turrones y roscones de reyes que recibirán en Navidad están libres de azúcares, lactosa, chocolate y otros ingredientes nocivos para esos animales. El local mantiene también un área de descanso con asientos para que los dueños puedan relajarse mientras sus perros toman un refrigerio o entran y salen a su antojo de una pequeña estancia de juegos con pelotas y una casita de tela. La oferta del local se completa, entre otros servicios, con la organización de fiestas de cumpleaños para perros o celebraciones del día en el que fueron adoptados. Para ello, el comercio ofrece meriendas especiales, donde el animal homenajeado y sus amigos caninos pueden merendar en compañía de sus dueños. Por EFE