Pegasus PE-210A, es el nombre del proyecto que inició en 2011 con el objetivo de diseñar un aparato de dos plazas ágil, veloz y de bajos costos de operación. La idea era "hacer un avión innovador, totalmente diferente a lo existente y con ingeniería moderna, utilizando software y herramientas avanzadas. La mayoría de las aeronaves que existen hoy en día son diseños que nacieron desde los años cincuenta, del siglo pasado, solo se han modificado en cuestiones como la aviónica y motores más modernos pero no han sufrido una modificación de raíz para hacerlos más eficientes y aerodinámicos", explicó el gerente general de la empresa, Rodrigo Fernández. Para crear el avión, se reunió un equipo de ingenieros calificados quienes utilizaron software de última generación tanto para el diseño y modelado, como para las simulaciones de comportamiento aerodinámico. La empresa considera como clientes potenciales a las Fuerzas Armadas y cuerpos policiales, tanto de México como de otros países de Latinoamérica, así como aficionados a la aviación y pilotos privados. De acuerdo con Rodrigo Fernández, entre las características que distinguen al Pegasus PE-210A está la configuración de ala canard y la cabina de dos plazas en tándem con controles de mando en cada una. La expectativa de Oaxaca Aerospace es alcanzar una producción de al menos 12 aeronaves en 2019.