Pantallazo tomado de YouTube



En momentos en que un grupo de turistas se encontraba surcando las aguas de La Florida, Estados Unidos, un caimán se subió a un bote que había quedado atascado en una orilla pantanosa.

Aunque al principio todo parecía gracioso al ver tan enorme caimán cerca, luego que la embarcación fue arrastrada por el viento, de un momento a otro en el bote se vivieron momentos de pánico.

"Desde aquí pueden alcanzarlo y darle una palmadita, ¿no creen?", bromeaba el capitán, mientras trataba de poner en marcha la embarcación.

Sin embrago, en cuestión de segundos, en momentos en que una pareja grababa al animal, este saltó al bote; inmediatamente todas las personas empezaron a correr en busca de un punto seguro.

Por fortuna, el incidente no dejó personas heridas, puesto que el animal decidió lanzarse por sus propios medios al agua.