El Consejo de la ciudad británica de Chesterfield, quiso conmemorar el pasado mes de septiembre los 20 años del fallecimiento de la princesa Diana con un retrato realizado por 14 voluntarios siguiendo la tradicional técnica de retratos de flores, resultando 'horrible' para muchos.

Varias personas calificaron como "un insulto" a la realeza la obra que fue expuesta en todas las redes sociales. "Lo vi y pensé que era un insulto para Diana", dijo un internauta, otro aseguró que simplemente 'era espantoso'.

La lluvia de criticas que descalificaron el cuadro, obligó a un portavoz del Consejo de Chesterfield declarar ante el diario Derbyshire Times y defender el tributo floral: "Este retrato fue realizado por 14 voluntarios que usan el antiguo método de arte conocido como Derbyshire, que consiste en crear diseños a partir de pétalos de flores y otros materiales naturales. Todo arte debe ser un tema de conversación y ese parece ser el caso con el diseño de este año".



El 31 de agosto de 1997, Diana falleció, como consecuencia de un accidente automovilístico, en el interior del Túnel de l'Alma, en la margen norte del río Sena, en París, Francia. Perecieron, en el mismo accidente, su pareja Dodi Al-Fayed y el conductor del automóvil, Henri Paul. El único superviviente del accidente fue el guardaespaldas de Al-Fayed, Trevor Rees-Jones: nadie excepto él llevaba puesto el cinturón de seguridad.