Presidenta Dilma Rousseff y de Chile , Michelle Bachelet / Foto AFP


Dentro de las curiosidades que tuvo la inauguración de la cuarta Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos se encuentra el susto que tuvo la mandataria de Brasil, Dilma Rousseff  que estaba acompañada por la presidenta de Chile, Michell Bachelet después de la foto oficial.


La prensa brasileña  llamó a las presidentas para entregarles una rosa. La presión de los periodistas que estaban apoyados en una especie de ventanal fue tan grande que el vidrio se quebró y cayeron pedazos a sólo metros de ambas presidentas. Esto por supuesto hizo que la seguridad de las mandatarias actuarán inmediatamente protegiéndolas y retirándolas del lugar.


"¿Están todos bien, le pasó algo a alguien?", consultó Michell Bachelet tras el incidente.


Hubo unos segundos de confusión pero después todo volvió a la normalidad.


Sin embargo, dos periodistas terminaron con heridas leves en sus pies, sin incidentes mayores.