Foto referencial Ingimage

En Colombia cerca del 11% de la población sufre de pérdida de la audición y según la OMS esta cifra podría aumentar en los próximos años en cerca de 1.1 billones de adolescentes y adultos jóvenes por el uso inadecuado audífonos y la exposición a niveles altos de sonido en lugares de entretenimiento como discotecas, bares y eventos deportivos.

Según cifras de la OMS, el 5% de la población mundial sufre de hipoacusia -que es la incapacidad total o parcial para escuchar sonidos en uno o ambos oídos-, según especialistas en la patología puede presentarse desde el nacimiento o ser adquirida por diferentes causas como golpes, infecciones del oído, exposición a altos niveles de ruido, enfermedades como la meningitis, la automedicación y la aparición de tumores en el nervio auditivo.

"El 60% de las pérdidas auditivas podrían ser controlables mediante el sistema de salud y mediante autocuidado de las personas como moderar el volumen de la música en dispositivos portátiles. Hoy en día los jóvenes le suben demasiado a los dispositivos y eso va degenerando la cóclea del oído", explicó la médico fonoaudióloga María Piedad Núñez,.

Según Piedad Núñez “la pérdida de la audición, en uno o los dos oídos, puede afectar la calidad de vida de las personas, porque además de limitar la capacidad de una comunicación efectiva también provoca episodios de ansiedad y depresión, pérdida del sueño y una menor productividad”.

Para prevenir la pérdida de la audición, los profesionales del área recomiendan adoptar hábitos saludables como: acostumbrarse a mantener el volumen bajo en los dispositivos de audio y usarlos máximo una hora por día, además de procurar protectores para los oídos en lugares ruidosos.