Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Los recuerdos circenses de Schiaparelli brillan en la Alta Costura parisina

Foto AFP


La moda es un ciclo de inspiración, una apuesta a futuro que se alimenta continuamente de la nostalgia siguiendo aquel poema de Jorge Manrique que decía "cualquier tiempo pasado fue mejor". Y pocas casas lo saben mejor que Schiaparelli o Dior, donde técnica, artesanía, arte e innovación se unen.

Las clásicas "maisons" mostraron hoy en la Alta Costura parisina sus últimos resultados en la complicada tarea de poner el recuerdo ante una bola de cristal para ofrecer a los amantes de la tendencia lo que buscan.

Schiaparelli se valió, por ejemplo, del trabajo que su fundadora Elsa Schiaparelli, amante del arte y la arquitectura, realizó en 1938 en su colección Circus, al recuperar esa estética ligeramente infantil y surrealista.

Desde su vuelta a la pasarela en 2013, 60 años después de su cierre, la firma se ha convertido en una apuesta segura para las "celebrities" que acudieron este lunes al show en la conocida Place Vendôme de París, donde se encuentran algunas de las mejores joyerías del mundo.

La actriz Rossy de Palma, la "it girl" Olivia Palermo y la actriz Nathalie Dormer, conocida por su papel en la serie "Juego de Tronos", se encontraron entre las invitadas.

La "maison" propuso una silueta afilada, casi arquitectónica, que se tradujo en marcados hombros inspirados por una estética constructivista pero muy femenina, donde las transparencias, los drapeados y la fluidez captaron el protagonismo de los vestidos.

Varios trajes tipo esmoquin sorprendieron a los invitados en una elegante propuesta de colores rosas, azul marino, negro o multicolor con geométricos estampados que transformaron la silueta de mujer.

No faltaron los estampados de fantasía con dibujos estelares, arlequines, propios del circo, brocados de inspiración asiática, animales y los tradicionales ojos y labios que forma parte de la esencia de la firma, así como los famosos corazones con la flecha y el candado.

Schiaparelli no olvidó el lujo y la artesanía, intrínseca a ese "savoir faire" que exige la Alta Costura, y se decantó por la seda lamé, los brocados y el terciopelo en los materiales.

Y ya son cuatro las colecciones que el dúo a la cabeza del equipo de diseño de Christian Dior, Lucie Meyer y Serge Ruffieux, crean para la firma, que se encuentra sin director creativo desde que Raf Simons dejara el puesto en octubre de 2015. Podría ser el último.

Los rumores sobre el posible nombramiento de Maria Grazia Chiuri, actualmente en Valentino, toman fuerza y de confirmarse, la firma debería dar la noticia este mes, según adelantó el portal de información de moda Business of Fashion.

Para la Alta Costura otoño-invierno 2016/2017, Dior lanzó una apuesta segura: blanco y negro, los únicos dos colores que protagonizaron el desfile al que acudieron la cantante Céline Dion, la modelo Natalia Vodianova, la actriz Marion Cotillard y el cantante Johnny Hallyday, entre otros.

Se trató de una elegante puesta en escena dentro del salón de Costura de la firma, en el famoso número 30 de la avenue Montaigne de París, donde precisamente tuvo lugar el primer desfile de Dior en 1947, con el acompañamiento de un grupo de cuerda.

La silueta "New Look", que marcó no solo la historia de la firma, sino la propia vestimenta femenina en los años 50, volvió a ser interpretada por el equipo de Dior, en una versión elegante, sobria pero con cierto deje de romanticismo.

La colección mantuvo la naturalidad decantándose por un sencillo medio recogido y un maquillaje suave con marcado "eyeliner", aunque la propuesta en los zapatos confirmó esta elección por la simplicidad: ni un solo tacón, todas las modelos llevaron sandalias planas atadas al tobillo mediante lazada.

Anclada en el futuro estuvo sin embargo la colección de Iris Van Herpen, en una descripción literal de lo que es realmente la "Haute Couture", un trabajo de diseño y artesanía único y exclusivo.

Destacó un impresionante minivestido, donde el tejido parecía reproducir burbujas, en un diseño ajustado en la cintura y con falda tutú.

Las propuestas de moda para las colecciones Alta Costura otoño-invierno 2016/2017 continúan mañana con Chanel, Alexis Mabille y Julien Fournié.

EFE