Foto AFP

Dave Grohl apareció en una camioneta que tenía a todo volumen la canción "Never Gonna Give You Up" de Rick Astley, con el fin de sabotear una protesta de algunos miembros de una iglesia bautista en Kansas, en contra de la comunidad LGTBI.  Los Foo Fighters respondieron al grupo de la Iglesia Fundamentalista de Westboro, que se manifiestó en contra del concierto de la banda de Dave Grohl, por apoyar abiertamente a los colectivos que intentan luchar contra el racismo y la homofobia.