Cargando contenido

Fernanda Colombo afirmó sentirse “una basura” y pidió respeto por su profesión.

Fernanda Colombo
Fernanda Colombo
Instagram


Encantadores rasgos, atributos generosos y finos movimientos son lo que mejor describen a la popular exjueza de línea Fernanda Colombo, quien recibió recientemente una propuesta  indecente a través de un correo electrónico para trabajar como acompañante sexual. A ella, según el mail, se le prometía un pago de 7.000 reales unos 1.800 dólares por cada encuentro.

Colombo, actualmente periodista, publicó en sus redes sociales el mensaje que recibió donde se le invita a encontrarse con clientes “sin compromiso” y teniendo el “control total de la situación”.

“Puede elegir el encuentro, usar WhatsApp, llevar a una amiga", explica el texto. Además, en el mismo contenido se detalla que los encuentros serían con hombres jóvenes entre los 30 y 40 años de edad en donde ninguno es "viejo, gordo o extraño".

Lea también: Hombre es señalado de violar a su propia madre

La exjueza de 30 años, que se retiró en 2018 de esa labor asociada al fútbol, escribió un mensaje desde su cuenta de Instagram donde criticó la proposición. "Recién he recibido este correo que contiene una propuesta inmoral que me hizo sentir una basura", aseguró Colombo al pedir además respeto por el camino elegido en su vida que se turna entre el fútbol y el periodismo.

Al respecto, aunque varios internautas mostraron indignación por el tema, otros expresaron una postura más ligera e insinuante por la evidente belleza de la mujer. De manera paralela Colombo, que actualmente es comentarista futbolística en la televisión brasileña, afirmó: "Lo único que quiero es poder trabajar con lo que amo, que es el fútbol y el periodismo".

Lea también: Joven habría sido asesinado por evitar robo de una motocicleta

Esta atlética periodista, que hace unos días protagonizó una broma que se viralizó rápidamente en redes sociales, donde en medio un partido amistoso en la Liga Ecuatoriana, en el que participó como invitada, tocó el silbato a un jugador del Barcelona Sporting Club, Kitu Díaz, haciéndole creer que iba a sacarle una tarjeta, para luego meterse la mano en el bolsillo, extraer un pañuelo y cercarse la frente luego de esbozar un sonrisa picara, tiene más de 335.000 seguidores en Instagram.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido