Cargando contenido

El audiovisual busca mostrar que la ciencia latinoamericana es bastante buena.

Señal Colombia colaboró en la  documental que se acerca un poco a la vida del científico colombo-estadounidense Rodolfo Llinás y lo acercan más al ser humano detrás del brillante científico experto en temas del cerebro.

En RCN Al fin de semana conversamos con Diego Rojas, productor general del documental “Llinás, el cerebro y el universo”, una pieza que busca mostrar una radiografía de uno de los científicos colombianos más reconocidos del mundo, pero desde la perspectiva de familia y ser humano detrás del genio que todo el mundo reconoce.

La propuesta surgió como una solicitud de Señal Colombia para hacer un documental biográfico acerca de Rodolfo Llinás y al presentarse dicha propuesta les fue asignada por su amplia experiencia en temas de ciencia.

Rojas cuenta que acercarse al doctor Llinás fue un reto debido a que no es fácil entrar en contacto con una mente tan metódica, y más aún desprenderse de ese halo de importancia científica y anclar a una imagen más humana, de hecho el productor resalta que el primer trabajo difícil fue convencer a Llinás de disponer el tiempo para las grabaciones.

La productora en la que trabaja Diego Rojas trabaja en la divulgación de material científico relevante para el mundo, pero que busca mostrar que la ciencia latinoamericana es bastante buena y el objetivo de Cábala Producciones es mostrar todo este trabajo científico para Colombia y para el mundo.

Una de las anécdotas que cuenta Rojas es que durante la grabación, todo el tema técnico fue más sencillo ya que para un documental no se requiere un despliegue logístico muy grande; por ello el equipo de producción estuvo conformado por 4 personas que se encargaron de hacer las tomas y llevar el documental a buen puerto; además que resaltó la generosidad del doctor Llinás para poder finalizar este documental.

Rojas también adelantó que en los próximos meses se inaugurará una exposición en Maloka, en Bogotá, de un Tiranosaurio Rex que va a tener su sistema nervioso y un cerebro diseñados completamente por el doctor Llinás, y que fue donado por él.

Finalmente, en cuanto a los enfoques que logra abordar el documental de la vida del doctor Llinás, la producción trata de incluir la mayor cantidad de aspectos: la relación con su esposa, sus hijos, hermanos y su vida cotidiana tratan de ser retratadas, aunque Rojas aclara que no llegan a la profundidad deseada por lo corto del documental que sólo dura una hora.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido