Cargando contenido

Aunque el llanto se perciba como un signo de tristeza, en realidad, puede tratarse de todo lo contrario.

sexo
Imagen Referencial
Ingimage

Antes, durante y después del encuentro sexual, hombres y mujeres experimentan distintas fases de sensaciones. El deseo, la excitación, los órganos y luego la relajación son esas etapas que, además, su duración e intensidad pueden varias en una misma persona.  

No todos expresan su satisfacción sexual de la misma manera; están los matemáticos que acostumbran a pedir más y más, también los afirmativos que solo se dedican a decir “sí, sí, sí”, otros se liberan gritando, algunos se expresan a través de vulgaridades, y también están los que llorar.  

Según explican los sexólogos y psicólogos, el llanto durante el sexo puede ser interpretado de manera positiva o negativa según sea el caso. Ellos definen la relación sexual como un momento donde además de experimentar el placer, también se expone la sensibilidad de los involucrados.  

Lea también: Mitos y verdades sobre la masturbación

"Por lo general son las mujeres las que suelen llorar durante el sexo, y cuando esto ocurre, muchas no logran identificar por qué lo hacen y hasta sienten preocupación por lo que pensará su pareja. Aunque esta forma de expresase no sea la favorita de nadie, el llanto es totalmente normal”, aseguró la terapeuta matrimonial y de familia, Rachel Wright, a la revista Women´s Health.  

Aunque el llanto se perciba normalmente como un signo de tristeza, en realidad, puede tratarse de todo lo contrario. “Si lloran durante la intimidad puede ser que tu cuerpo está diciéndote que esto es ‘demasiado’. Es importante entender que las lágrimas pueden expresar dolor, pero también felicidad. Y si sientes que tu pareja está confundida, lo mejor es ser honesta y expresarle lo que sientes”, comentó la sexóloga Laura McGuire.  

Las razones del sollozo se pueden originar por temas hormonales o psicológicos que afectan negativamente a la persona. Por ejemplo, puede pasar que su pareja esté teniendo un síndrome premenstrual o esté recibiendo un tratamiento de fertilidad, esto normalmente ocasiona esa sensación de estrés o tristeza que la puede llevar hasta las lágrimas. 

Si ella está de duelo por el fallecimiento de algún familiar, o simplemente no ha podido olvidar a su anterior pareja, la pena se puede manifestar en cualquier momento, incluso durante el sexo. También puede pasar que sienten culpa por alguna situación que no les permite disfrutar del momento.  

El dolor físico es un motivo más para llorar. El sexo doloroso inevitablemente no se puede disimular, pues quizá la fuerza y la intensidad con la que se practique genere malestar.  

Le puede interesar: Señales de las relaciones emocionalmente abusivas

Sin embargo, no todo es malo. Simplemente esa sensación de relajación durante el clímax puede llevar a que la persona se libere de tal manera expresándolo a través del llanto. “Incluso, si la conexión con su pareja es muy profunda, su cuerpo podría elegir esta forma de rendición para comunicar sus emociones”, explicó McGuire.  

La satisfacción durante la interacción sexuales puedes ser tan maravilloso que las lágrimas podrían aparecer, y estas deberían ser interpretadas como un signo de gratitud, alegría o felicidad, así que lo más sano es dejarlo fluir.  

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido