Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Morgue
Foto: Ingimage

Un empleado de un crematorio se llevó una gran sorpresa cuando fue a la morgue de un hospital para recoger el cuerpo de una mujer que había fallecido a los 90 años, solo para darse cuenta que aún continuaba con vida.

El hecho se presentó el pasado sábado 25 de noviembre en la ciudad de São José (Brasil), pocas horas después de que el personal del hospital declarara muerta a Norma Silveira da Silva.

La mujer fue metida en una bolsa para cadáveres y enviada a la morgue, donde el desprevenido trabajador hizo el escalofriante descubrimiento.

La adulta mayor fue llevada de regreso a una habitación de hospital, pero se pudo comprobar que estaba muerta el pasado lunes 27 de noviembre por la mañana.

Puede leer: Hombre vivió 5 meses con palillos incrustados en el cerebro

De acuerdo con información suministrada por la amiga que cuidaba a Da Silva, Jessica Martins Silvi Pereira, al medio de comunicación brasileño Estadão, la mujer ingresó el pasado viernes al Hospital Regional de São José en muy malas condiciones ya que había sido diagnosticada con un problema de hígado y estaba inconsciente.

Silvi Pereira visito al día siguiente a Da Silva y aseguró que su amiga logró abrir un ojo y verla. Más tarde, en la noche de ese sábado, ella y el hijo de da Silva fueron informados de su supuesta muerte.

El certificado de defunción de la mujer fue emitido por el hospital hacia las 11:40 de la noche, y daba a conocer que la mujer había perecido por una “infección del tracto urinario”.

La amiga de la mujer fallecida dijo que su cuerpo fue enviado apresuradamente a la morgue sin permitir que sus seres queridos tuvieran la oportunidad de verla primero.

También lea: Mujer murió al sufrir lesión cerebral por beber demasiada agua

El trabajador del crematorio que fue a recoger al paciente fallecido alrededor de la 1:30 de la madrugada, abrió la bolsa y notó que el cuerpo de da Silva todavía estaba caliente y aún no mostraba rigor mortis, lo cual fue sorprendente considerando la cantidad de tiempo que había pasado

“Cuando abrió la bolsa, ella respiraba muy débilmente. Y como ya no estaba consciente, no podía pedir ayuda, intentó respirar y no pudo”, indicó la amiga al sitio medio de comunicación NaTelinha.

Asimismo, afirmó que su amiga había pasado al menos 2 horas dentro de la bolsa sellada “casi muriendo asfixiada”.

Finalmente, no quedó claro si Da Silva murió por no recibir tratamiento médico a tiempo o por una afección subyacente.

Le puede interesar: Joven que pescaba encontró billetera con $8 millones y buscó a su dueño para entregársela

Después de que la mujer fuera declarada muerta por segunda vez, su nuevo certificado de defunción emitido poco antes de las 5:00 de la mañana indicaba que la causa de su muerte era “shock séptico”.

Jessica Martins Silvi Pereira (amiga de la mujer fallecida) dio a conocer que la familia de la paciente planea demandar al hospital por negligencia médica. “Es un abandono que no se lo deseo a nadie”, afirmó.

Por su parte, el Departamento de Salud de Brasil informó que ya inició una investigación sobre el trágico incidente.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.