Al joven de 23 años le confiscaron armas de fuego y los celulares con los cuales pedían los rescates.

Youtuber mexicano
Germán Abraham Loera, de 23 años, fue detenido el pasado 2 de marzo en Chihuahua, México.
Foto: Fiscalía de México

El crimen organizado adopta muchos disfraces con el objetivo de pasar desapercibido. El nuevo disfraz detectado por las autoridades mexicanas es el de youtuber emprendedor.

Ese es el caso de Germán Abraham Loera, un joven de 23 años que fue detenido el pasado 2 de marzo en Chihuahua, México, un estado fronterizo con Estados Unidos.

Loera es señalado de ser el presunto líder de una banda de secuestradores, compuesta por otras cuatro personas, acusada del rapto de una abogada el 28 de febrero, según le informó la Fiscalía a la Agencia Anadolu.

La sorpresa en la opinión pública mexicana se generó cuando se dio a conocer la fotografía y el nombre del presunto líder, que correspondían a Loera, quien se define como un “emprendedor de tiempo completo”, escritor y conferencista, de acuerdo con su cuenta de Twitter.

En su perfil de esta red social, el joven aparecía vestido de jean, cabello relamido y sonriente diciendo frente al público: “Quiero compartirte información que quizá te haga no ver el mundo con los mismos ojos. Tenemos dos opciones: morir o innovar”.

Sin embargo, al youtuber, que parecía inofensivo en sus conferencias, le confiscaron armas de fuego y los celulares con los cuales pedían los rescates, así como tres automóviles.

Las autoridades de Chihuahua confirmaron que los jóvenes pedían el rescate a través del sistema de criptomoneda bitcoin.

De acuerdo con la Fiscalía, el juez de control les declaró prisión preventiva por 12 meses, “dada la peligrosidad”.

El próximo jueves 8 de marzo será cuando se lleve a cabo una audiencia de vinculación al proceso para aportar nuevas pruebas en contra de la banda liderada por el youtuber.

Para el antropólogo Édgar Morín, autor de ‘La Maña. Droga, violencia y poder’, este hecho “se aleja de la lógica tradicional del secuestrador, pasando de grupos organizados a prácticamente grupos de aficionados que al azar secuestran a cualquier persona que consideren secuestrable”.

“Es un componente muy peligroso porque nos estaría mostrando hasta dónde llega la descomposición o hasta dónde está alcanzando los estratos”, añade Morín, quien es profesor en la UNAM.

Chihuahua es uno de los estados con más reportes de delitos de alto impacto a nivel nacional, según las estadísticas oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Este estado fue mundialmente conocido por “las muertas de Juárez”, en los años noventa, que derivaron en una sentencia internacional de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido