Cargando contenido

Foto archivo RCN Radio.



Aunque el Gobierno nacional aseguró que la Fiscalía reportaba un 50% de tasa de esclarecimiento de los asesinatos a líderes sociales, estos hechos siguen en aumento.

Según evidencian cifras de los primeros 31 días del año, ya se registran en el país 11 asesinatos a líderes sociales. (Lea aquí: Fiscalía investiga un centenar de homicidios de líderes sociales ocurridos en los dos últimos años)

La cifra fue contrastada con la base de datos de dos entidades defensoras de Derechos Humanos, por un lado el Programa Somos Defensores y con la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes). (Lea también: Gobierno se desplazará al Cauca para hacerle frente al asesinato de líderes sociales)

Estas son las zonas del país donde fueron asesinados los 11  líderes sociales:

San José de Ure - Córdoba

Yondó – Antioquia

Cumaral - Meta

Nariño - Ipiales (Corregimiento de  Sucumbíos)

Valle del Cauca – Buenaventura

Cauca - Norte del Cauca

Zaragoza -Antioquia (hija del Gobernador de la comunidad de la Esperanza del Pueblo Senu

Tarazá - Antioquia

Cúcuta - San Calixto (W)

Canta gallo – Bolívar

López -Cauca

Paola Hurtado, coordinadora del Sistema de Información y del Área de Tierras de Codhes, manifestó que esta es una situación preocupante, que además ha generado el recrudecimiento de las violencias en los territorios y agravado en gran manera la situación humanitaria de las comunidades que se han desplazado ante el asesinato de sus representantes.

“Nos preocupa  de dónde la Fiscalía  está sacando esos datos si en sus sistemas de información no están centralizados. Hemos consultado a distintas dependencias de la Fiscalía y lo que encontramos es que los flujos de información al interior de la entidad con respecto a las investigaciones no dan para presentar esa información respecto  de nuestra base de datos”, aseguró.

Hurtado agregó que “en el 80% de los casos en la Fiscalía nos remite a seccionales que adelantan las investigaciones y me refiero puntualmente a nuestra base de datos, por que hay diferentes criterios de monitoreos de seguimiento y nosotros únicamente hacemos seguimiento de asesinatos  a líderes sociales”.

Por su parte Diana Sánchez, directora del Programa Somos Defensores, indicó que las organizaciones sociales están en un estado de desesperanza ante la oleada de asesinatos de líderes sociales.

“Llevamos cerca de 10 años trabajando con el Estado para que se lleve a cabo la investigación de los asesinatos y nos preocupa mucho que funcionarios del gobierno como el ministro de Defensa salga a dar declaraciones tan polémicas como que los asesinatos son líos de faldas, o problemas personales, incluso hemos pedido al gobierno que pidan excusas por este tipo de declaraciones”, señalo Sánchez.

Además expresó que el Gobierno no está cumpliendo con los procesos de garantías de las organizaciones de Derechos Humanos, y consideró que esos actos solo llevarán al rompimiento de la interlocución de las organizaciones con los estamentos del Estado.

Cabe recordar que Según Codhes,  en los primeros 28 días del año han sido desplazadas 2.560 personas y de este grupo un total de 1.616 pertenecen a pueblos  étnicos, siendo una de las principales causas el asesinato de líderes sociales.