Cargando contenido

Foto / Javier Rojas - Fundación Wayuu Shipia Wayuu.



Por: Fernando Posada

En los últimos 24 años el departamento de La Guajira ha visto pasar por sus despachos a 12 gobernadores distintos. 4 han sido destituidos e inhabilitados por la Procuraduría y a otro se le formuló pliego de cargos.


Así mismo, tres fueron condenados por la Corte Suprema de Justicia. A dos de ellos el Consejo de Estado les anuló su elección. RCN Radio realiza un recuento de la indignante historia de corrupción en la gobernación de La Guajira.





Según investigadores de los 4 gobernadores de La Guajira que han sido destituidos e inhabilitados por la Procuraduría, el primero de ellos fue el liberal Álvaro Cuello, destituido en el año 2000.


En 2003 el Consejo de Estado invalidó la elección de Hernando Deluque, del movimiento Nueva Fuerza Guajira y padre del actual representante Alfredo Deluque, del Partido de La U. El exgobernador fue inhabilitado y destituido por la Procuraduría en 2006. La Corte Suprema lo condenó en 2016 por celebración indebida de contratos.


En 2010, la Procuraduría destituyó e inhabilitó al exgobernador José Luis González Crespo, del Partido Liberal, por irregularidades en licitaciones. En 2012 fue condenado por la Corte Suprema de Justicia a 10 años de cárcel por celebración indebida de contratos.


En 2014 fue destituido e inhabilitado por la Procuraduría Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez, exgobernador de La Guajira por el partido Cambio Radical, también por irregularidades en la contratación. En noviembre de 2016 fue condenado por los homicidios de Yandra Brito, de su esposo Henry Ustáriz y de su escolta Wilfredo Fonseca.


En 2016 Oneida Pinto, también elegida por el partido Cambio Radical, no pudo terminar su primer año como gobernadora cuando en octubre el Consejo de Estado anuló su elección al encontrarla inhabilitada por doble militancia.


Actualmente es investigada por la Fiscalía por presuntas irregularidades en contratos durante su gestión como alcaldesa del municipio de Albania.


El más reciente capítulo de la inestabilidad política en la gobernación de La Guajira ha sido protagonizado por el actual gobernador Wilmer Mendoza, elegido de manera atípica luego de la salida de Oneida Pinto. La Fiscalía lo acusa por irregularidades durante el proceso electoral donde resultó ganador.


En octubre del año pasado fue capturado el exalcalde de Riohacha Rafael Ricardo Ceballos por irregularidades de contratación. El actual alcalde, Fabio Velásquez, también fue capturado en enero de este año junto con su secretaria de Educación, Dilcey Acosta, por presuntas irregularidades en la contratación del Programa de Alimentación Escolar.


Según RCN Radio pudo consultar, ningún miembros del Senado del actual periodo proviene de La Guajira. Sin embargo, el departamento ha sido determinante para la elección de los senadores Bernardo Elías y José Alfredo Gnecco, ambos del Partido de La U y Antonio Guerra de la Espriella, de Cambio Radical.