Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Teniente (r) denuncia a exsubdirector de la Policía de presuntas irregularidades en el uso de personal y recursos

Una denuncia publicada por Noticas RCN revela las acusaciones del teniente (r) Daniel Giovanni Neira Ríos, señalando al exsubdirector de la Policía Nacional, general Orlando Vale Mosquera, de haber utilizado los recursos físicos y humanos de la institución para construir la lujosa finca donde vive.

El teniente retirado asegura que dentro de los usos que el exsubdirector de la Policía dio a los recursos de la institución, se encuentran los camiones que se utilizan para entrenar agentes antiguerrilla, los cuales supuestamente fueron usados en un trasteo.



La finca del general Orlando Vale Mosquera se encuentra ubicada en jurisdicción de Suárez, Tolima y cuenta con piscina, sede social y extensos pastizales, donde frecuentemente sale a disfrutar de sus caballos.

Según la denuncia del teniente Neira, dicha finca fue construida "utilizando auxiliares regulares del curso 086 y 087 y algunos alumnos del curso 036, porque era la manera de ahorrar recursos en la construcción”.

El teniente, quien era instructor en la escuela de donde supuestamente se sacaron los materiales y se pidieron prestados los jóvenes bachilleres que pagaban su servicio militar para que sirvieran de obreros, asegura tener pruebas de los señalamientos hechos.

Neira manifestó ser quien se encargaba de enviar a la finca del general Vale los equipos de sonido con los que se amenizaba el trabajo de los bachilleres que ayudaban con la construcción.

"Llevaron al patrullero Álvaro Fernando Cáceres Ríos como DJ en la construcción, con el sonido de la escuela, que por cierto lo devolvieron sumamente deteriorado", dijo Neira.

El teniente retirado señaló que los camones que solo podían ser utilizados para instrucción en prevención de ataques de la guerrilla, fueron usados para transportar el material y a los jóvenes bachilleres que participaron en la construcción.

"La escuela tiene preparados unos camiones para precisamente realizar ese tipo de instrucciones, pero lamentablemente cuando hicieron el curso de granaderos, curso de "combate", esos muchachos no los pudieron utilizar (los camiones) teniendo en cuenta que estaban prestados para diligencias personales", aseguró a Noticias RCN el teniente.

Esta denuncia se relaciona con el ataque que sufrió un grupo de agentes antiguerrila que recién se había graduado de la misma escuela a la que estaban asignados los camiones, y que fueron masacrados por las Farc dentro del camión.

Según la denuncia los agentes no pudieron enfrentarse a las escuadra de la guerrilla que los atacó porque "reciben apenas una instrucción de quince días la cual no fue completa, no tienen nada que ver con combate. Cuando se presenta la masacre, los muchachos prácticamente no pudieron ni bajarse porque no tenían ni siquiera la capacitación para eso", dijo el exteniente Neira.

El teniente (r) aseguró que luego de hacer pública su denuncia ha recibido amenazas de muerte y seguimientos, al parecer, por señalar a los mandos de su propia institución.