Borja Lázaro, español desaparecido desde enero del 2014 / Foto cortesía archivo familiar

http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/EntreBorjaLazarojul18.mp3 De Borja Lázaro sólo se sabe que desapareció la noche del 7 al 8 de enero de 2014 en el Cabo de la Vela en La Guajira y nada más. Por: Indalecio Castellanos Su familia y su novia que viven en España, desde entonces se han empeñado en la tarea de buscar una pista, o un indicio que permita saber qué pudo haber pasado con él, pero el esfuerzo ha sido inútil hasta el momento. Su hermano Sergio habló con La Noche de La Libertad desde España y dijo que "la incertidumbre es total y la familia y las autoridades están como al principio". "Sabemos el día que desapareció, más o menos, pero no sabemos cómo, ni en qué momento. No tenemos nada más", dice con evidente desconsuelo. Sergio insiste en que "nada es nada", al reiterar que en verdad no hay muchas informaciones nuevas desde el momento de su desaparición y que "no ha trascendido ninguna pista que permita esclarecer los motivos". Apenas se supo de la desaparición de Borja durante el primer puente festivo del 2014; las autoridades plantearon en primer momento que podría tratarse de un caso de secuestro, también que es posible que el ciudadano español se hubiera adentrado al mar y ahogado y también, que se hubiera perdido mientras caminaba por la zona desértica del lugar. 18 meses después se mantienen las tres hipótesis, pero como dice su hermano Sergio, "ninguna de las tres tiene más peso que la otra, pues no hay ningún indicio para apoyase más en alguna o que una deseche a las otras". Reconoce que las autoridades departamentales se han mostrado diligentes para determinar que ocurrió, "pero desafortunadamente sin resultados". Por supuesto, desde España la familia ha reiterado la colaboración de la comunidad de La Guajira para que pueda ayudar a esclarecer lo que sucedió esa noche. "Pues yo pediría que quien pueda tener información la suministre, pensando que puede ser muy importante cualquier dato que en principio piensen que es simple o no tiene ninguna relevancia", dice Sergio en diálogo con La Noche de la Libertad. Las autoridades El comandante de la Policía en La Guajira, coronel Alejandro Calderón Celis, insistió que desde el mismo momento de su desaparición las autoridades se han puesto al frente de la investigación y prácticamente descartó la posibilidad de que se trate de un secuestro. El oficial le dijo a La Noche de la Libertad que "después de tanto tiempo alguien tendría que haber reivindicado el secuestro, si se tratara de un hecho extorsivo, pero eso no ha ocurrido hasta el momento". El coronel Calderón señala que hay versiones de testigos que indican que la noche de la desaparición el ciudadano español se encontraba en estado de embriaguez, pero con certeza no hay ninguna información creíble sobre su suerte y su paradero. El oficial recordó que la única certeza es que el día de su desaparición Lázaro vestía una camiseta y bermudas y que sus pertenencias se encontraron en una maleta en la Posada Pujuru en dónde se había alojado. "Su familia puede estar segura que las autoridades colombianas y los funcionarios de la embajada española en Bogotá, seguiremos indagando para determinar que pasó", reitera el coronel Calderón. El carácter de un caminante Borja es un ciudadano del mundo, una persona que siempre le ha gustado viajar y tener amigos. "Le gusta conocer el mundo y sobre todo conocer a las gentes", dice Sergio, quien reconoce que su hermano tiene un don de gentes especial. El desaparecido ciudadano español es ingeniero informático, pero volvió a la fotografía, su gran pasión, hasta el punto que su hermano asegura que la volvió "una segunda profesión". La Guajira era la segunda etapa de su periplo por América Latina, luego que había iniciado un viaje en México, desde que decidió tomarse un año sabático. "En octubre había salido desde España con rumbo a México, a dónde había estado de turismo varias veces, y después de Colombia tenía previsto seguir al Ecuador", contó su hermano. Era su primera vez en Suramérica después de haber viajado y fotografiado distintos lugares de Europa y Asia, principalmente. Su hermano describe a Borja como un hombre atlético y bien parecido, le gustaba hacer deporte y mantenerse en forma y que desde luego que llamaba la atención por donde viajaba. "Es una persona abierta, siempre un buen conversador que es capaz de entabla amistad con la gente que va conociendo", relata Sergio, quien insiste que "si tenía que hacer un alto en el viaje porque había conocido alguien interesante, lo hacía sin problema". Así describe Sergio a su hermano, insistiendo en que es una persona que no le gusta marcar pautas en los viajes y que lo iba desarrollando "según lo fuera llevando y dependiendo de la gente que conocía". La angustia de una familia La familia Lázaro ha venido desde España muchas veces hasta Colombia y su novia también ha permanecido por largas temporadas en la parte alta de La Guajira indagando, hablando con la gente, ofreciendo recompensas, pero sin resultados positivos. La novia de Borja estuvo la Semana Santa buscando noticias sin resultados y pidiendo a las autoridades que el caso de su prometido no se quede "olvidado en un cajón, sino que se resuelva". La angustia continúa y Sergio describe que para la familia es una sensación rara "de no saber que ha podido pasar con una persona y cuáles son las circunstancias en que desapareció". 18 meses después "no se ha podido cerrar una herida que está abierta". Ante la dualidad de hablar en presente o en pasado, Sergio dice que la esperanza hay que mantenerla y que siempre habla como si estuviera vivo, aunque "no saberlo produce una gran incertidumbre". Con la certidumbre que se encontrarán en algún momento Sergio cierra la conversación en La Noche de la Libertad con esta frase: "Sé que estará en algún sitio, dónde estará no lo sé, me gustaría saberlo". Estas son algunas fotos tomadas por Borja Lázaro: [imagewp:11386] Fotografía de Borja Lázaro / cortesía     [imagewp:11387] Foto de Borja Lázaro / Cortesía   [imagewp:11388] Foto Borja Lázaro / cortesía