Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

20 mil habitantes de Boyacá y Casanare se encuentran incomunicados

Una gigantesca montaña de lodo y tierra habita en la vereda Calichana, sector Marrano Loco en la vía que conduce entre los municipios de San Luis de Gaceno y Santa María.

Debido al cambio climático, las lluvias y lo húmedo del terreno se desprendió una montaña de tierra que supera los 70 mil metros cúbicos, bloqueando en su totalidad la vía alterna al Llano, que comunica a los departamentos de Arauca, Casanare y Cundinamarca.

15 días completa esta problemática natural que afecta a transportadores de alimentos, el paso de ganado, estudiantes del sector y la comunidad en general que se desplazan a diferentes destinos del País, las perdidas ascienden a unos 300 millones de pesos.

Tres maquinas retroexcavadoreas, dos volquetas y la mano de obra de 15 personas para sacar la tierra, no han sido suficientes para habilitar el paso en ese sector.

Los habitantes de la provincia de Neira y Gutiérrez, junto con el alcalde del municipio de San Luis de Gaceno, Nelson Garzón Chitiva, y líderes de la región, solicitan ayuda urgente al Gobierno Nacional y Deparatamental para que refuercen la maquinaria para la remoción de tierra.

El Instituto Nacional de vías (INVÍAS), esta a cargo del sector para realizar el mantenimiento de la vía, pero según voceros de la compañía, no se hacen responsables del desastre natural que debe según la entidad solucionar los organismos de socorro Nacional y Departamental.