Cargando contenido

Foto: Archivo Colprensa



Con la muerte en las últimas horas de Vilmar Asprilla y Ansel de Jesús Montoya, integrantes del movimiento político de la Fuerza Alternativa del Común (Farc), acribillados a tiros después de participar en una reunión proselitista en el municipio de Peque, Antioquia, sube a 36 el número de ex guerrilleros de las Farc asesinados desde el 26 de noviembre de 2016, cuando se firmó el acuerdo de paz con el Gobierno en el Teatro Colón de Bogotá.

Según las cifras oficiales entregadas por ese movimiento ahora en la legalidad, “140 líderes sociales y 47 integrantes de la comunidad fariana han sido asesinados (36 excombatientes y 13 familiares). Más los dos camaradas en Peque, Antioquia, da un total de 36 excombatientes y 13 familiares para un total de 49”.

(Asesinados otros dos miembros del partido de la Farc en Peque, Antioquia)


Rodrigo Londoño, Timochenko, candidato presidencial del partido de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, dijo en su cuenta de Twitter que “el asesinato de militantes Farc demuestra la incapacidad del Gobierno para dar implementación y cumplimiento al programa de protección especializado para integrantes del Partido. ¿Cuántos muertos necesita el Gobierno para garantizar seguridad efectiva?”.

(Asesinato de dos integrantes de Farc es un atentado mortal al proceso electoral: ONU)


Timochenko acota: “nos quieren sacar a bala, con leguleyadas y maniobras, demorando trámites más allá de lo normal, impidiendo que pasen leyes acordadas. ¿Qué será ? Miedo a que se les acabé la vaca lechera?. Los vamos a dejar?.