Una sanción equivalente a los 400 salarios mínimos impuso la Superintendencia de Salud a la EPS del régimen subsidiado Comfacor por fallas graves en el proceso de traslado de la menor Daniela Gómez, que de acuerdo con la entidad, pusieron en riesgo su salud. La menor había sido atendida inicialmente en el Hospital San Francisco de Asís en Sincelejo, departamento de Sucre, pero requería un traslado urgente a un centro asistencial de segundo nivel de complejidad debido a una infección que presentaba en su rostro como consecuencia de una lesión por hongos. Sin embargo, la EPS Comfacor no gestionó de manera oportuna el traslado lo que ocasionó que la lesión de la menor se agravara. El traslado de la menor debió ser gestionado por entes de control como la Defensoría del Pueblo, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y la Superintendencia de Salud y por la IPS Hospital Pablo Tobón Uribe. "Comfacor expuso a Daniela y a su familia a múltiples trabas administrativas para poder acceder a la prestación del servicio de salud, aumentando su sufrimiento y generando graves consecuencias para su salud", señaló la entidad. La SuperSalud le hizo además un llamado "vehemente" a los prestadores y aseguradores para que garanticen el "acceso y prestación integral de todos los servicios a los usuarios, en especial a población vulnerable o con protección especial".