Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

53 años de prisión por haber mandado quemar su propio bus en Boyacá

Tras siete años de impunidad del incendio de un bus en Boyacá en diciembre de 2007, un juez acaba de sentenciar a 640 meses de cárcel al propietario del bus que él mismo mandó quemar y que cobró la vida de 13 personas.

Se trata de Rogelio Silva, el dueño de un bus afiliado a la empresa Los Libertadores que cubría la ruta Bogotá - Sogamoso y la noche del 12 de diciembre de 2007 se incendió a pocos kilómetros de llegar a su destino.

Desde entonces, el siniestro permanecía en la impunidad. Apenas los primeros meses recién ocurrida la tragedia, Rogelio Silva estuvo detenido pero pronto recobró la libertad por falta de pruebas.

Su caso recorrió varios juzgados en Duitama, Sogamoso, Tibasosa y ahora ya iba en el municipio de Paz de Río. Y fue allí donde por fin ayer un juez dictó el fallo condenatorio en contra de Rogelio Silva Silva tras habérsele comprobado que fue el autor intelectual de la quema de su propio automotor con el fin de cobrar un seguro y una póliza de la empresa.

Aunque Silva Silva está evadido de la justicia y se desconoce su paradero, los familiares de las 13 víctimas fatales y los 11 heridos, dijeron que por fin se hacía justicia donde cada uno debe ser consecuente de sus actos.