Foto Archivo

Maribel Trujillo, gerente de la Ese Regional Norte de Salud, en diálogos con RCN Radio, afirmó que cerca de 6 mil millones de pesos le adeudan las diversas Eps al hospital Regional San José de Tibú por la atención a cerca de 25 mil usuarios en los municipios de Sardinata, Puerto Santander y Tibú. La funcionaria indicó que las Eps Comparta y Saludvida, han generado el colapso en la atención médica, debido a que no han firmado los contratos con estas empresas prestadoras de salud, al punto que hasta el momento, no hay contrato con Saludvida. "Hasta hace 15 días logramos terminar negociación de contratación debido a que las Eps señalaban que no tenían conocimiento del porcentaje de per-capital que se había negociado el año pasado con los gestores, lo cual dilato los procesos; cedimos en algunos temas para lograr finiquitar la contratación hasta el 30 de noviembre se logró firmar con Comparta, pero con Saludvida hasta el momento no ha sido posible" expresó la Funcionaria a RCN. Trujillo, sostuvo que la Superintendencia, el Vice-ministerio de Salud, y la coordinación de régimen subsidiado ya tienen conocimiento sobre esta situación, que genera múltiples problemas financieros a la regional. "Hasta el día de hoy, estas Eps no nos han pagado, estamos hablando de una deuda de más de 1.500 millones con Comparta, y más de 1.400 con Saludvida, lo cual nos afecta para cerrar vigencia; este año ha sido muy difícil por el no pago de las Eps ante la prestación de los servicios de sus usuarios" A lo anterior sostuvo que "La deuda total, sin contar con la vigencia, alcanza los 6 mil millones de pesos, porque estamos hablando de deudas de anteriores vigencias; La deuda con Comparta ya están conciliados, verificados, reconocidos pero no nos han manifestado ninguna posibilidad de pago, por lo tanto recurrimos al nivel nacional, y con los entes de control que se cumpla con estos compromisos" La gerente de la Ese Regional Norte de Salud, sostuvo que esta problemática, ocasionará que la institución, cierre el año en riesgo alto ante el Ministerio de Salud, luego de tres años de finalizar las vigencias con saldos en cero en lo que respecta a pasivos financieros.