Foto: Archivo Colprensa



Un estudio realizado por Protección Pasiva contra el fuego advirtió que el 60% de las construcciones en el país no cumplen con las normas de sismoresistencia especialmente en lo que tiene que ver con la resistencia al fuego que deben tener las edificaciones.

Juan Carlos Salazar, gerente de la firma hizo un llamado a constructoras y profesionales del gremio para atender de manera urgente este tema. "Hoy en día los constructores se focalizan en cumplir con los elementos activos dejando de lado la protección estructural que se conoce como pasiva", agregó.

Asimismo, Salazar explicó que “la protección activa puede fallar por un tema mecánico, eléctrico o humano, mientras que la protección pasiva no falla. Porque esta última está diseñada para que siempre esté ahí y cumpla su función en el momento que se requiera, además, la activa requiere mayor actividad humana, en mantenimiento, programación etc., mientras que la pasiva después que se instala no tiene ninguna incidencia humana”.

Por otro lado, la norma de sismo resistencia resume e incluye la protección contra el fuego, que aplica a estructuras metálicas y de concreto; sin embargo, para este último no es necesario utilizar productos adheridos adicionales dado que el material da la capacidad exigida, mientras que en el caso del acero es necesario implementar sistemas de protección debido a que este solo soporta 15 minutos expuesto al fuego.

Cabe recordar que hace unos meses los industriales del acero lanzaron una alerta tras la masiva importación de barras aleadas chinas que podrían poner en riesgo la sismo resistencia de las construcciones.

Según la directora del Comité Colombiano de Productores de Acero de la Andi, Camila Toro estas barras provenientes del gigante asiático evaden el control de calidad que se aplica en la nacionalización de la mercancía.

“Las únicas barras corrugadas que se importan como aleadas provienen de China y Turquía, países con los que Colombia no tiene TLC y por lo tanto pagan arancel. Para los demás orígenes, con arancel cero, los mismos importadores clasifican el producto correctamente, lo que permite concluir que el cambio de partida está motivado por la tarifa a pagar”, sostuvo .

De acuerdo con el ingeniero en experto Metalurgia, Jairo Carrero "al adicionar inadecuadamente elementos como boro o cromo a las barras corrugadas, se pone en riesgo una de sus propiedades esenciales para garantizar la sismo resistencia, que es la ductilidad. Ello ocurre porque estos elementos aleantes endurecen el material y lo vuelven menos dúctil. En este sentido, ante un eventual sismo, el acero podría romperse y contribuir a que la construcción colapse".