58.700 familias se han vinculado al programa de sustitución.

Cultivos Ilícitos
El presidente reconoció que los cultivos ilícitos han aumentado en los últimos tres años, al tiempo que asumió como Gobierno esa responsabilidad.
Colprensa

El Gobierno Nacional reglamentó el programa de sustitución de cultivos a través del decreto 896 de 2018, el cual permitirá consolidar dicha política y su funcionamiento, con el fin de implementar uno de los puntos fundamentales de la firma del acuerdo de paz entre el gobierno y las Farc.

El Director del Programa de Sustitución de Cultivos (PNIS), Eduardo Díaz Uribe, aseguró que a la fecha, la ONU no ha podido verificar cerca de 6000 hectáreas de cultivos ilícitos por problemas de seguridad en los territorios.

“Naciones Unidas ha verificado diecisiete mil hectáreas de coca, de un total de cuarenta y cinco mil que han manifestado tener los campesinos. Sin embargo, aún hay seis mil que no han podido ser verificadas porque de 17 misiones de verificación, 12 han sido bloqueadas por razones de seguridad o por comportamientos de quienes no les interesa la sustitución.Por ello, el gobierno implementará el plan 'sustituir con seguridad', el cual se llevará a cabo en compañía de la fuerza pública”.

Además, Díaz indicó que se han vinculado al programa de sustitución 58.700 familias, sin contar con lo que el programa está realizando en Putumayo y en Tumaco, pues según Díaz la cifra sería significativamente mayor.   

El Director del PNIS indicó que la emisión de este decreto  permitirá la participación de los campesinos en la estructuración del programa.

“Se garantizará la participación y presencia de las organizaciones campesinas y comunitarias en el proceso de implementación del programa, ya no como espectadores sino como actores que intervienen en la orientación, evaluación y seguimiento. Esto permitirá la sostenibilidad de esta política”.

Y agregó que “el programa coordinará y articulará con la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal -Descontamina Colombia- lo pertinente para el desminado humanitario, limpieza y descontaminación de los territorios donde se adelanten los acuerdos de sustitución de cultivos”.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido