Foto: RCN Radio



Un estudio sobre Violencia Institucional hacia Trabajadoras Sexuales indica que la mayoría de mujeres que se dedican a este oficio han sufrido intento de homicidio, agresiones verbales, físicas y sexuales, siendo los principales agresores miembros de fuerzas de seguridad, principalmente policías, que en muchos casos no son denunciados por miedo y amenazas.

La encuesta fue realizada por la Asociación de Mujeres en Busca de Libertad, Asmubuli y el Sindicato de Trabajadoras Sexuales de Colombia, Sintrasexco, a la cual aplicaron 466 trabajadoras sexuales en 8 ciudades y regiones del país, (Bogotá, Cundinamarca, Cali, Ipiales, Pitalito, Sincelejo, Soacha y Cartagena), y 6 localidades de la capital, (Engativá, Los Mártires, Bosa, Kennedy, Santafé y Tunjuelito).

El 60 % trabajan en la calle, el 36% en establecimientos y el resto en su casa o en apartamentos arrendados para tal fin. En cuanto a nacionalidad el 92 % son colombianas y el 8 % venezolanas, de las cuales el 70 % en el caso de Bogotá, ejercen en Patio Bonito, localidad de Kennedy.

El estudio discriminó el tipo de violencia según el lugar donde ejerce:

Amenazas verbales: En la calle 67 %, Bares 67% y sitios privados 91%

Lenguaje inapropiado: En la calle 62 %, Bares 76 %, privados 64%

Te trataron de puta:En la calle 58 %, Bares 77 % y privados 55%

Robo de objetos: En la calle 40 %, Bares 54 %, y privados 27 %.

Tuvieron relaciones sexuales con miembros de fuerzas de seguridad por miedo: En la calle 24 %, bares 33 % y sitios privados 18%.

La encuesta sobre Violencia Institucional hacia Trabajadoras Sexuales señala que un 44 % de ellas ha sufrido de 1 a 4 de situaciones de violencia, el 40 % han sido víctimas de 5 a 9 y un 4 % de 9 a 12 formas de violencia.

A la pregunta cómo es el trato de la fuerzas de seguridad hacia las trabajadoras sexuales respondieron: malo, 84 %, regular 11,4 % , ni buena ni mala, 2,1 % y buena 0,2 %.

Para quienes ejercen el trabajo sexual en la calle, las ventajas o desventajas son: autonomía de horarios, consumir o no licor, no pago de multas y retención de documentos, pero al mismo tiempo en la calle son más vulnerables por parte de la policía, sufren violencia verbal, amenazas, lenguaje inapropiado o ser llamadas putas.



El 72 % de las encuestadas están entre los 18 y los 30 años de edad y el resto entre los 31 y 55 años.

Allanamientos de establecimientos donde se ejerce el trabajo sexual

En cuanto a allanamientos a los establecimientos donde se ejerce el trabajo sexual, la policía y otras autoridades suponen, que todas o la mayoría de las mujeres trabajadoras sexuales son víctimas de trata, pero por otro lado son vistas como delincuentes.

Los motivos principales del allanamiento: control de rutina 20 %, denuncia sobre el lugar, 24%, operativo anti trata 24 %, por menores 9 %, sin explicación de motivo, 20 %.

El trato en el allanamiento: con violencia física, 31 %, verbal 27 %, como delincuente 18 %, víctima de trata 7 % otros 9 %.

El 67 % de las encuestadas tiene secundaria incompleta, pero se advierte que la decisión de elegir el trabajo sexual nada tiene que ver con las oportunidades de estudio, sino opción para subsanar necesidades. El 33 % terminaron sus estudios secundarios, e iniciaron o terminaron carrera universitaria.