Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

mctorres
Líderes sociales. Protestas por sus asesinatos 2
AFP

Un informe de la ONG Global Witness estableció que el año 2017 ha sido el más sangriento para la organización tras el asesinato de 207 activistas medioambientales en 22 países. De esta cifra 24 eran activistas en Colombia.

Ben Leather, investigador y autor del informe de la ONG Global Witness, lamentó que  en Colombia la mayoría de los casos queden en la impunidad debido, entre otras a la corrupción.

"Al menos 92% de los casos quedan en la impunidad en Colombia (...) Este escenario es una luz verde para quienes quieran silenciar a los activistas porque se dan cuenta que pueden hacerlo y no va a pasar nada", afirmó Leather en entrevista con RCN Radio.

Agregó que hay una nueva tendencia en las causas de estos crímenes, pues la minería ha cedido su terreno frente a la agroindustria, pues ahora matan a los líderes que quieren proteger su tierra del aceite de palma o plantaciones de frutas. "Cuando alzan su voces y denuncian sus abusos están siendo brutalmente silenciados".

Pese a que Ben Leather se refiere a un 92% de impunidad, aseguró que la cifra puede ser más alta a la información que la organización logró recopilar desde cada una de las fiscalías respecto a los 122 asesinatos que han reportado desde hace varios años y están en la impunidad.

"Debido a la corrupción muchas fiscalías no tienen la independencia necesaria ni la voluntad política para investigar esos crímenes", señaló el investigador.

Se refirió específicamente al caso del líder afrodescendiente Hernán Bedoya, emblemático por su alto grado de impunidad. "En la misma zona en 2010 fue asesinada otra activista y su caso nunca fue llevado a la justicia. Y ahora, siete años más tarde, Bedoya que luchaba para la protección de su tierra también fue asesinado después de haber denunciado la llegada de la agroindustria", aclaró.

En el año 2016 se registró el asesinato de 37 activistas mientras que en 2017 la cifra se redujo a 24 líderes asesinados. "Se registró una reducción, pero son 24 vidas que se perdieron por defender sus derechos y denunciar abusos. Por tanto el Gobierno tiene que combatir la impunidad", puntualizó.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.