La ley 1801, que corresponde al Nuevo Código Nacional de Policía y Convivencia, empezará a regir desde este 30 de enero, buscando la interacción correcta entre las personas y apuntando a corregir comportamientos que afectan las relaciones humanas.

En los miedos de la ciudadanía está el correcto actuar de las autoridades luego de la implementación de esta iniciativa, ya que podrían presentarse casos de abuso de autoridad. Ante esto, la institución asegura que para el proceder de los uniformados debe existir un motivo o comportamiento contrario a lo establecido, además que el momento de entrar a la casas sin orden judicial estará condicionado a la gravedad de las circunstancias.

En las conductas a corregir esta el excesivo ruido generado por vecinos y que afecten la tranquilidad de una comunidad por una fiesta o celebración, allí el correcto proceder de la autoridad será desconectar el fluido eléctrico.

Otras faltas están relacionadas con colarse en  TransMilenio o irrespetar a usuarios, también el no recoger excremento de las mascotas en lugares comunes, además de aquellas personas que hacen sus necesidades en vía pública o ingieren bebidas embriagantes o alucinógenos.

Las construcciones ilegales y el trato inadecuado a la flora y fauna también serán sancionados, así mismo las manifestaciones sin autorización o el maltrato a comunidades de minorías, como la LGBTI.