Medicina Legal reveló las causas de la muerte del abogado Jaime Agámez, quien era indagado por la Fiscalía en el año 2016, en relación con el desfalco al Magisterio de Educadores de Córdoba.

El Instituto estableció que el jurista murió como consecuencia de un infarto, tras la exhumación adelantada al cadáver por parte de funcionarios del CTI, y ordenada por la Fiscalía General.

Jaime Agámez era investigado por la Fiscalía como uno de los responsables del cobro injustificado de pensiones al Magisterio de Educadores de Córdoba y en el cual presuntamente se habría mencionado al senador Armando Benedetti.

Al momento de su muerte el abogado Jaime Agámez entregaba información a la Fiscalía de las personas relacionadas en el desfalco al Magisterio, y sobre cómo a través de falsos procesos judiciales se realizaban los cobros.

La exhumación al cuerpo del abogado fue ordenada por la Fiscalía General para descartar que su muerte hubiese sido provocada tal y como ocurrió en el caso del exsecretario de Educación de Córdoba, José Miguel Chica.